La Abominación del Aborto ¿Estamos cortejando a la ira de Dios?


En enero de 1973 la Corte Suprema de los Estados Unidos hizo una de sus decisiones más trascendentales. Desde entonces, ha demostrado ser la decisión más infame. La Corte dictaminó en el caso de Roe contra Wade que los estados no podían prohibir el aborto. En efecto, la Corte autorizó el aborto a petición. El fundamento legal Dado que no había ninguna base constitucional para la decisión, los jueces inventado una justificación al proclamar que habían descubierto un implícito "derecho a la privacidad". Argumentaron que este derecho recién descubierto es suficiente para garantizar una libertad de elección a la mujer embarazada sobre el destino del bebé en su vientre. Esta increíble decisión iba en contra de 4.000 años de civilización occidental. Se violaron los principios fundamentales de la herencia judeo-cristiana de Estados Unidos. Contradice el juramento hipocrático que ha guiado la profesión médica durante siglos.

¿Qué nos enseña la crisis financiera mundial?


El tsunami financiero global hará que la mayoría de las naciones se acerquen más entre sí y que esto, posiblemente muy pronto, cree las condiciones para la toma de poder de los últimos diez reyes. WILFRED J. HAHN En primer lugar, nada de lo que sucedió fue por casualidad. Con razón podemos culpar por ello a los políticos y a los que los votaron. Todo observador con suficiente sentido común lo confirmará: el mundo sencillamente cosecha lo que ha sembrado.

Preparándonos para el matrimonio


No es cuestión que los padres elijamos las parejas para nuestros hijos, pero sí debemos de hablar con ellos en todo lo concerniente al proceso que lleva al matrimonio. Algunos creen que las relaciones entre hombres y mujeres no se dan al azar o por la tan mencionada "química", "cupido", "atracción magnética", determinaciones del destino y/o a través de cualquier otra explicación popular. Es decir que en principio hay razones psicosociales flexibles de porque se elige (o de como se elige) la persona que tiene la probabilidad de ser un(a) candidato(a) para formar pareja y casarse.

El Cristiano y los tatuajes


Esta escrito “no se harán incisiones en la carne… tampoco tatuajes sobre la piel” (Levítico 19:28). En hebreo, el término se aplica expresamente la práctica del tatuaje. Según la comprensión bíblica, los tatuajes son inaceptables porque ellos son derivados de las costumbres paganas. No hay ninguna referencia al hecho de que esta prohibición no tenga que ser aplicado al Cristiano. Es de hecho una tragedia que las organizaciones religiosas como la E.C. y el Círculo de los Movimientos Misioneros Juveniles no se nieguen a la práctica del tatuaje por lo menos. Durante años se ve una sistemática remoción de la Palabra bíblica a mano de la cultura pop Cristiana. Por consiguiente, no es sorprendente que los evangélicos se inclinen a favor del tatuajes. ¿Cuándo llegaremos nosotros, como Cristianos, entender que Dios no aprueba nuestros “showses” en absoluto y que sólo la Palabra puede cambiar radicalmente al hombre? ¿Cuándo reconoceremos que así no hacemos otra cosa que traer el mundo a la iglesia, y que no hay ninguna simpatía en las comparaciones? El mejor comentario a la pauta publicitaria no ha venido del Cristianismo, pero si del periódico “Die Welt” (“El mundo”). Temo que en el futuro será el mundo en anunciar el evangelio, mientras que el Cristiano estará anunciando el mundo. (I.S. No. 12/1998)