¿Elegidos y predestinados?


El asunto de la elección es un tema muy discutido entre los cristianos fieles a la Biblia. Los campos se dividen, en general, en la “Elección en base a la presciencia” y la “Elección en base a la predestinación”. En ambas partes hay personas temerosas de Dios. A continuación un argumento a favor de la elección en base a la presciencia. Dios llama a cada ser humano por lo menos tres veces (Job 33:29). Él también tiene maneras de hablar a las personas que nunca antes han escuchado el evangelio.

Calvinismo Y Arminiasnismo


Hace poco hemos recibido una larga carta que proporciona una muy sorprendente prueba de los desconcertantes efectos de una teología torcida que muestra un solo lado de la verdad, y que pretende ser la verdad completa. Nuestro corresponsal se halla evidentemente bajo la influencia de lo que se denomina «la alta escuela de doctrina» [calvinismo extremo]. En consecuencia, no puede ver lo correcto de llamar a los inconversos a que «vengan», a que «oigan», a que «se arrepientan» o a que «crean». Para él es una pretensión tan imposible como pedir peras al olmo. Ahora bien, creemos plenamente que la fe es don de Dios, y que ella no es conforme a la voluntad del hombre ni por su poder. Creemos, además, que ninguna alma vendría jamás a Cristo si no fuere atraída —forzada— por la gracia divina a hacerlo; por lo tanto, todos los que son salvos tienen que dar gracias a Dios por su gracia libre y soberana al respecto. Su cántico es, y siempre será: «No a nosotros, oh Señor, no a nosotros, sino a tu Nombre damos gloria, por tu misericordia, y por amor a tu verdad.» Y nosotros creemos esto, no como parte de un determinado sistema de doctrina, sino como la verdad revelada de Dios. Pero, por otro lado, también creemos, y de igual manera, en la solemne verdad de la responsabilidad moral del hombre, puesto que la Escritura lo enseña claramente, aunque no lo encontremos entre los denominados «cinco puntos de la fe de los escogidos de Dios».

El Error del Calvinismo de la Expiación Limitada, 1ª. Parte


Recomiendo leer este artículo y continuar con la segunda parte que el blog “Descubriendo la Verdad” nos propone. Dios les bendiga.

Otro artículo afin:

El Peligro de enseñar que Cristo murió solo por los elegidos

Descubriendo la Verdad

©por Rev. D.A. Waite, Th.D., Ph. D

Este artículo fue escrito por el Rev. D.A. Waite, Th. D., Ph. D. de La Biblia Para Hoy, Incorporado, y puesto con su permiso. La Biblia Para Hoy tiene una colección de más de 2.600 artículos que cubren un abarcante rango de tópicos. El catálogo de 105 páginas sobre esos materiales puede ser obtenido enviando su pedido a The Bible for Today, 900 Park Avenue, Collingswood, New Jersey 08108 [N. de Trad.: estos recursos están disponibles en inglés]. Una donación de $5 a The Bible for Today es requerida para ayudar a costear la reproducción y en los costos de envío. Pido disculpas por cualquier error de escaneo que no fueron corregidos en las lecturas de prueba de esta página antes de colocarla.

Tabla de Contenidos

Ver la entrada original 4.256 palabras más

1 Corintios 2:14 ¿apoya al calvinismo?


¿Y qué dice la Biblia?

Una nota escrita por Dr. Jack Cottrell. Notas agregadas por la traductora han sido marcadas con asteriscos (*).

 
PREGUNTA: ¿Cuál es tu toma exegética de 1 Corintios 2:14? Este es un texto prueba favorito Calvinista, como sabes. ¿Crees que psuchikos (natural) se trata de no creyentes o de cristianos carnales? ¿Cuál es el punto general del pasaje?

RESPUESTA: 1 Corintios 2:14-16 (LBLA) lee: «Pero el hombre natural no acepta las cosas del Espíritu de Dios, porque para él son necedad; y no las puede entender, porque se disciernen espiritualmente. En cambio, el que es espiritual juzga todas las cosas; pero él no es juzgado por nadie. Porque ¿QUIEN HA CONOCIDO LA MENTE DEL SEÑOR, PARA QUE LE INSTRUYA? Mas nosotros tenemos la mente de Cristo.»

(Lo que sigue es adaptado de mi libro, “Power from on High; What the Bible Says About the Holy Spirit”*, de la sección refutando…

Ver la entrada original 884 palabras más

El origen del pecado


¿De dónde viene el pecado? ¿Cómo pudo entrar en esa creación “tan buena”? ¿Será que Dios quería que el pecado entrara en el mundo? ¿Quizás Él, incluso, sea el verdadero autor del pecado? Por David Dunlap En el correr de la historia, a menudo se ha meditado en el origen del pecado. Muchos plantearon la interrogante: Ya que Dios es perfecto, sin mácula de pecado y el absoluto soberano de Su universo, ¿cómo pudo entrar el pecado en el mundo que Dios había encontrado “tan bueno”? Después de todo, Dios podría haber creado ángeles y seres humanos perfectos y santos, de modo que ni siquiera hubieran podido pecar. Eso, sin embargo, habría significado reducir a la creación más noble de Dios a ser seres parecidos a máquinas, sin libre albedrío. El deseo de Dios, sin embargo, es que el ser humano se decida voluntariamente por Él. Dios, en Su soberanía, dio al ser humano una libre voluntad, la cual representa una parte esencial de su ser. Dios nunca se opondría a Su propia voluntad, ni despreciaría la forma de ser del ser humano, como Él lo ha creado. La Escritura, no obstante, deja claro que las decisiones del ser humano no siempre corresponden a la voluntad de Dios. ¿Cómo entró el pecado en el mundo?

Brenda Nickel nos dice: “El Calvinismo: Un Dios, un Jesús y un Evangelio Diferentes”


Al parecer, el ídolo de los calvinistas de un Dios que elige soberanamente necesita más protección que las almas perdidas en camino a una eternidad de fuego. Recientemente, la controversia del Calvinismo se ha expandido a nuevas proporciones a medida que persisten las interrogantes con respecto a la promoción del Calvinismo de un Dios diferente, de un Jesús diferente y de un Evangelio diferente. El Calvinismo afirma defender la verdad histórica y ortodoxa de la Biblia y está, por lo tanto, firmemente arraigado, si no institucionalizado, dentro del evangelicalismo. Se vuelto cada vez más difícil encontrar iglesias, líderes, ministerios, materiales de estudios o libros “cristianos” que no promuevan algún aspecto del Calvinismo. Esta filosofía elitista que produce comezón de oír ha engañado a muchos cristianos en la promoción de un dios que no ama a todos los hombres, con un salvador que no murió por todos los hombres, ofrecido por un evangelio que salva sólo a los elegidos. La Biblia claramente se opone al Calvinismo, mediante la enseñanza de que Dios amó de tal manera al mundo (Jn. 3:16) que Dio a Su Hijo unigénito para que muriera por TODOS los hombres (1 Timoteo 4:10), aun por los falsos maestros – obviamente no elegidos (2 Pedro 2:1); y que el Evangelio salva a todo pecador que cree en su corazón (Rom. 10:10; Jn. 6:29). Ambos puntos de vista no pueden ser ciertos.

¿Quién puede entender el evangelio?


Los Calvinistas enfatizan que su teología está basada en sólida doctrina bíblica, ya que está "firmemente basada.. en la Palabra de Dios."  Algunos han ido al extremo de afirmar que "sus enseñanzas fueron declaradas como la verdad por los mismos apóstoles" y hasta añaden que "Cristo realmente enseñó las doctrinas que han venido a conocerse …

Sigue leyendo ¿Quién puede entender el evangelio?