“Pero el hebreo realmente dice…” Por qué no debemos hablar de los idiomas bíblicos en el púlpito – Parte 1


Razon de la esperanza

b-preachers “Sí, yo sé que dice esto en sus Biblias, pero en el original dice…”

Venga conmigo al Seminario ESEPA en Costa Rica. En la clase somos yo y los alumnos avanzados de griego koiné, el idioma del Nuevo Testamento y la Septuaginta. Lo estudiamos, tan difícil como es; de la misma forma, si alguien quiere ser profesor de Cervantes, debe conocer el español.

Esta noche tengo una sorpresa para ellos: Digo, (1) Casi sin excepción, cuando predico, estudio el pasaje en el original hebreo o griego. (2) Sin embargo, casi nunca menciono ninguna palabra antigua en el púlpito. (3) Si no podemos explicar las Escrituras en castellano claro y preciso, entonces nosotros realmente no las entendimos y no debemos estar en el púlpito.

Mi experiencia ha sido que, un predicador quien conoce bien los idiomas bíblicos, no habla en esos idiomas durante un sermón; además, cuando alguien siempre menciona…

Ver la entrada original 1.571 palabras más

¿Qué es el Ruckmanismo? Y como afecta el asunto de la Biblia en español


El Dr. Peter Ruckman es pastor de Bible Baptist Church en Pensacola, Florida, en los Estados Unidos. Desde la década de los sesenta ha escrito más de cien libros, panfletos y comentarios bíblicos. Además ha grabado miles de horas de sus enseñanzas y predicaciones, y ha predicado en cientos de iglesias a través de Estados Unidos. Ruckman empezó a enseñar cosas nuevas y extrañas que, a través de los años, ha afectado el punto de vista acerca de la Biblia en inglés, y más tarde en otros idiomas. Estas enseñanzas eran tan extrañas y nuevas que sus críticos empezaron a utilizar el término “ruckmanismo” para describir la enseñanza, y se empezó a llamar “ruckmanitas” a los seguidores y promotores de su nueva enseñanza. Lo siguiente es un resumen de sus extrañas enseñanzas que afectarían cómo se percibiría la Biblia en español: La Biblia King James en inglés fue dada por inspiración de Dios.[1] La Biblia King James en inglés es superior a cualquier texto griego y hebreo, inclusive los textos griegos de las cuales se hizo la traducción.[2] La Biblia King James en inglés corrige el griego y el hebreo, inclusive el Texto Recibido.[3] La Biblia King James en inglés contiene revelación avanzada.[4] La pura verdad es la verdad en inglés.[5]

El Valor Crítico de la Escritura (Parte 2-2)


Toda la Biblia es profecía, con Dios predicando y profetizando. Cuando Dios predica o profetiza a través de Sus profetas, Él incluye todo lo que Él quiere que la humanidad sepa y haga, incluyendo Sus atributos, Sus mandamientos, Sus instrucciones, Sus correcciones, Sus bendiciones y así sucesivamente. Más allá del conocimiento que Dios existe y que Su palabra es la comunicación directa con la humanidad, el predecir, el presagiar, es una manera que Dios informa y en algunos casos advierte a Su gente de eventos que van a ocurrir. Un ejemplo de cientos que se dan en el Antiguo Testamento se encuentra en Génesis 15, donde Dios le dice a un hombre de edad avanzada, Abraham, que él tendría un hijo y que sus descendientes (400 años después) tomarían la tierra que Dios le había prometido. Otro ejemplo se encuentra en Jeremías 25, que contiene la profecía de Dios acerca del cautiverio Babilónico de los Israelitas que iba a durar 70 años. El Nuevo Testamento contiene cientos de profecías, muchas de las cuales ya han ocurrido, otras que todavía no se han realizado. Todo eso hace hincapié acerca del valor crítico de la Biblia para la generación venidera. ¿En qué manera? Bueno, eso es algo bastante simple.

El Valor Crítico de la Escritura (Parte 1-2)


"Él (Jesús) respondió y dijo: Escrito está: No solo de pan vive el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios" (Mateo 4:4). Algunos de nosotros quienes hemos sido Cristianos por un cierto número de años, podemos algunas veces perder el valor crítico de la Biblia en nuestras vidas. No me estoy refiriendo a aquellos quienes su camino con el Señor se puede caracterizar como tibio, es decir ni frío ni caliente. Me estoy refiriendo a aquellos quienes se consideran ser creyentes Cristianos Bíblicos quienes atienden y participan en una iglesia que está cementada en la Biblia, quienes disfrutan de comunión con verdaderos creyentes y quienes generalmente ven la manifestación de los frutos del Espíritu Santo en ellos mismos y en sus familias. Aunque estas manifestaciones parecen ser las características de un verdadero Cristiano, también ellas pueden opacar la conciencia y el conocimiento de una persona hasta cierto grado y lo pueden apartar a uno de el verdadero valor de las escrituras. Lo que yo tengo en mente al escribir este artículo es el hacer hincapié en algunas partes de la Biblia que tal vez hayamos escuchado anteriormente, pero puede que no estemos totalmente conscientes de lo importante que estas partes Bíblicas son. La meta es el refrescar nuestra forma de pensar y nuestro agradecimiento hacia Dios por la comunicación supernatural que le ha dado a la humanidad.

¿Qué relación hay entre la medicina moderna y el Antiguo Testamento?


Muchas leyes del Pentateuco (Génesis - Deuteronomio) se refieren a la dieta y la higiene del pueblo hebreo. Durante siglos, los teólogos pensaron que estas cosas simplemente cumplían una función ceremonial o que constituían una barrera cultural que separaba a los israelitas de las costumbres paganas circundantes. Sin embargo, en el siglo XIX, con el surgimiento de la medicina moderna y la teoría microbiana de las enfermedades infecciosas, se descubrió que la obediencia a estas leyes también proporcionaba importantes beneficios para la salud. Estos mandamientos son únicos en comparación con las costumbres de salubridad de las culturas vecinas en la época del AT, lo cual indica que Dios inspiró a Moisés para transmitirlos. Además, demuestran que las reglas divinas no son arbitrarias, y que Dios desea lo mejor para nosotros.