El carácter del que hace discípulos


La Gran Comisión requiere de personas dedicadas. No depende de grandes programas, estrategias ni de buenas técnicas. Tampoco la idea está en tener la mejor tecnología, o la mejor infraestructura para el alcance de la misma; de lo único que necesita la Gran Comisión es de personas dedicadas, consagradas plenamente al Señor y dispuestas a realizar Su voluntad. La forma más eficaz de alcanzar personas es a través de personas. Es precisamente en este punto cuando debemos de recordar que es lo que el Señor promete a aquellos que deciden comprometerse con este mandato, y es justamente la presencia de Jesucristo todos los días hasta el fin del mundo. Son las personas las que van a requerir de esa presencia, de hacer realidad esa promesa. ¿Cuál es la perspectiva qué debemos tener en todo esto? Simple y llanamente ser una persona que entiende lo que este proceso significa. Entender el costo y estar dispuesto a pagarlo. La Gran Comisión es la formación de maestros. No debemos tener la idea que andamos en la búsqueda de simpatizantes, o adherentes a un movimiento, o simples seguidores; la Gran Comisión busca la formación de líderes, de maestros, para que estos puedan enseñar a otros. Esto es algo que el escritor a los Hebreos esperaba de sus lectores, He. 5:11,12; ante una situación se esperaba que el trabajo que se hubiera hecho en ellos sería para que ya estuvieran enseñando a otros. Ese trabajo se había detenido porque ellos no habían sabido dar ese paso. Por eso afirmamos que la Gran Comisión es una labor de formación de maestros, no de niños fluctuantes. En la Gran Comisión debemos de buscar lo que apunta Pablo en 2 Ti. 2:2 “Adiestramiento para el discipulado es la obra espiritual de desarrollar madurez en la vida de un cristiano y su reproducción en otro. Multiplicación es el adiestramiento para el discipulado de la tercera generación. Un multiplicador es un discípulo que está adiestrando a sus hijos espirituales para que se reproduzcan.”

Rendir cuentas, una muestra de madurez cristiana


Dos hombres estaban pescando en un arroyo cuando se dieron cuenta que el puente cercano se estaba derrumbando poco a poco. Cada vez que un auto pasaba sobre él una pieza del puente caia al agua y el puente entero temblaba se debilitaba peligrosamente. Finalmente despues que un gran camión paso sobre él, la parte …

Sigue leyendo Rendir cuentas, una muestra de madurez cristiana

Principios para establecer metas


Queremos pasar a compartir una guía de principios para el establecimiento de metas. Esta guía es aplicable para todas las facetas de mi vida, tanto en el área personal, familiar, ministerial, laboral, etc. Para lograr tus metas tienes que persistentemente concentrar tus pensamientos, prioridades y energía en ellas sin distraerte. Dr. Harold Finch Una meta …

Sigue leyendo Principios para establecer metas

Principios de Liderazgo en los Evangelios


En el ministerio somos sometidos a una gran tarea, la obra de Dios debe de mantenerse en crecimiento y en ocasiones estamos escasos de una orientación de principios de liderazgo que sean sanamente fundamentados en la Palabra de Dios. Deseo en esta oportunidad compartir algunos estos principios, algunos por el estudio personal, otros por las …

Sigue leyendo Principios de Liderazgo en los Evangelios