Una breve introducción a los Salmos


Era una tarde de domíngo. En un aposento alto en la antigua ciudad de Jerusalén se encontraba un grupo de judíos, todos ellos muy atemorizados, y con sobrada razón, pues su Maestro habla sido públicamente ejecutado hacía sólo tres días y ellos pensaban que les tocaría la misma suerte. Todas las puertas estabas cerradas, con llave y ellos hablaban en voz baja. Repentinamente su Maestro amado apareció entre ellos ¡Había resucitado de entre los muertos! Para demostrar que no era una ilusión, Jesús comió los alimentos que le ofrecieron, les enseñó sus heridas y habló con ellos. Entre sus primeras palabras encontramos que dijo: "Era necesario que se cumpliese todo lo que está escrito de mí en ... los salmos" (Lucas 24:44). Esta declaración nos muestra que los salmos contienen testimonio de Cristo. Luego, años más tarde, Pablo exhorta a los creyentes en Efeso: "Hablando entre vosotros con salmos, con himnos y cánticos espirituales, cantando y alabando al Señor en vuestros corazones" (Efesios 5:19). Es evidente que la iglesia primitiva usaba los Salmos en su adoración.

Anuncios

¿Qué haremos con los salmos imprecatorios?


CON LA MIEL de piedad y devoción que destila de los Salmos uno se deleita. Sus frases de alabanza, adoración y gratitud hacia el Omnipotente ayudan a multitud de creyentes a expresar el sentir del alma, el anhelo del corazón que se dirige a Dios en oración. Sin embargo, más de uno queda perplejo ante la lectura de los pasajes en los que se pide con vehemencia al Señor el aniquilamiento de los enemigos: los Salmos imprecatorios. ElDiccionario Anaya de la lengua define imprecar como “proferir maldiciones o palabras con que se manifiesta el deseo vehemente de daño para alguien”. ¡Qué difícil nos resulta como creyentes concebir que en la Biblia exista este tipo de oración! Ninguno se imagina que en la voz de un dulce cantor saliesen frases tan estrujadoras como Dichoso el que tomare y estrellare tus niños contra la peña, Salmo 137:9. En esta ocasión el autor manifiesta un vivo deseo de venganza contra Babilonia, nación que redujo a Jerusalén a un montón de escombros. No son pocos los que quisieran sacar los pasajes imprecatorios del canon bíblico porque tales textos revelan un espíritu anticristiano de vengarse. No se ajustan a lo enseñado por Cristo en el Sermón del Monte. No edifican la vida espiritual. Otros aceptan que son pasajes canónicos, inspirados sólo en su redacción, no en cuanto a su creación. Y hay los que han tenido la idea de que los salmos imprecatorios se han permitido en la Biblia debido a que la revelación de la voluntad de Dios es progresiva y que los salmistas no habían llegado a entenderla en toda su magnitud. Pero Archer presenta la idea de que “la revelación progresiva no ha de entenderse como un progreso del error hacia la verdad, sino más bien un progreso de lo parcial y oscuro a lo completo y claro”. Reseña Crítica de una Introducción al Antiguo Testamento. Chicago: The Moody Bible Institute, 1981, página 498. El hecho es que los salmos imprecatorios están allí. Son parte integral del canon bíblico. Tan es así que varias de las expresiones en estos textos resultaron ser profecías mesiánicas neotestamentarias. Por ejemplo se puede comparar Salmo 69 con Juan 2:17 y 15:25; Hechos 1:20, Romanos 15:3. El Espíritu Santo inspiró tanto su contenido como su redacción.

Comentario de Salmos por el Dr. J. Vernon McGee (Libro # 5)


Compartimos los estudios del Dr. J. Vernon y de su ministerio: “A través de la Biblia”, en esta ocasión las notas y comentarios del libro # 5 de los Salmos. También puedes ir a este link y tener otros estudios de este mismo autor. Estos estudios están disponibles en Obrero Fiel, el audio de acá está ligado con esa página. Lo puedes oír desde acá mismo. La descarga de los archivos lo puedes hacer más abajo en el link que disponemos para este fin.

Comentario de Salmos por el Dr. J. Vernon McGee (Libro # 4)


Compartimos los estudios del Dr. J. Vernon y de su ministerio: “A través de la Biblia”, en esta ocasión las notas y comentarios del libro # 4 de los Salmos. También puedes ir a este link y tener otros estudios de este mismo autor. Estos estudios están disponibles en Obrero Fiel, el audio de acá está ligado con esa página. Lo puedes oír desde acá mismo. La descarga de los archivos lo puedes hacer más abajo en el link que disponemos para este fin.

Comentario de Salmos por el Dr. J. Vernon McGee (Libro # 3)


Compartimos los estudios del Dr. J. Vernon y de su ministerio: “A través de la Biblia”, en esta ocasión las notas y comentarios del libro # 3 de los Salmos. También puedes ir a este link y tener otros estudios de este mismo autor. Estos estudios están disponibles en Obrero Fiel, el audio de acá está ligado con esa página. Lo puedes oír desde acá mismo. La descarga de los archivos lo puedes hacer más abajo en el link que disponemos para este fin.

Comentario de Salmos por el Dr. J. Vernon McGee (Libro # 2)


Compartimos los estudios del Dr. J. Vernon y de su ministerio: “A través de la Biblia”, en esta ocasión las notas y comentarios del libro # 2 de los Salmos. También puedes ir a este link y tener otros estudios de este mismo autor. Estos estudios están disponibles en Obrero Fiel, el audio de acá está ligado con esa página. Lo puedes oír desde acá mismo. La descarga de los archivos lo puedes hacer más abajo en el link que disponemos para este fin.

Comentario de Salmos por el Dr. J. Vernon McGee (Libro # 1)


Compartimos los estudios del Dr. J. Vernon y de su ministerio: “A través de la Biblia”, en esta ocasión las notas y comentarios del libro # 1 de los Salmos. También puedes ir a este link y tener otros estudios de este mismo autor. Estos estudios están disponibles en Obrero Fiel, el audio de acá está ligado con esa página. Lo puedes oír desde acá mismo. La descarga de los archivos lo puedes hacer más abajo en el link que disponemos para este fin.