Textos del TULIP examinados


“Vaya a su Biblia y lea por sí mismo en los únicos dos capítulos en los que esta palabra predestinar o predestinado se encuentra. El primero es Romanos 8:29-30, el otro capítulo es Efesios 1:5 y 11. Notará que no existe ninguna referencia en estos cuatro versículos al cielo o al infierno sino a la semejanza a Cristo eventualmente. En ninguna parte se nos dice en la Escritura que Dios predestinó a un hombre para ser salvo y a otro para perderse. Los hombres se salvan o se pierden eternamente debido a su actitud hacia el Señor Jesucristo. La predestinación significa que algún día todos los redimidos serán como el Señor Jesús”. “D.L. Moody solía ponerlo muy simple: Los elegidos son los “todo aquel que crea”, los no elegidos son los “todo aquel que no crea”. Esto es exactamente lo que la Escritura enseña, la invitación es para todos, aquellos que la aceptan son los elegidos. Recuerde, nunca se nos dice que Cristo murió por los elegidos”. “'Todo aquel' significa todo aquel. Sólo un teólogo prejuiciado, con un interés personal, podría pensar que esto significa sólo los elegidos”.

Enseña MacArthur una salvación por gracia o por obras? (Parte 2)


El Sermón del Monte (Mateo 7:13-14) Tal como lo explica MacArthur, "la salvación es una elección que cada persona debe efectuar, pero no es solo una decisión momentánea en el sentido en que, a menudo, la consideramos...en la culminación de todo lo que tenia para decir en el Sermón del Monte, el Señor demanda que cada persona elija entre seguir al mundo por el camino de fácil transitar, o seguirle a él por el camino difícil. En ninguna otra parte de la Escritura encontraras una definición más clara del evangelio según Jesús" (p. 180). MacArthur enseña que "Cristo es la puerta; Él es el camino (página 181). Por primera vez en su libro finalmente llega a mencionar el evangelio tal como lo define Pablo en 1 Corintios 15. Acertadamente observa "que es la única base de la salvación. La muerte de Cristo sobre la Cruz pagó el precio por nuestros pecados (1 Corintios 15:3), y su resurrección revele que había conquistado la muerte (1 Corintios 15:20)" (p. 181).

Calvinismo Y Arminiasnismo


Hace poco hemos recibido una larga carta que proporciona una muy sorprendente prueba de los desconcertantes efectos de una teología torcida que muestra un solo lado de la verdad, y que pretende ser la verdad completa. Nuestro corresponsal se halla evidentemente bajo la influencia de lo que se denomina «la alta escuela de doctrina» [calvinismo extremo]. En consecuencia, no puede ver lo correcto de llamar a los inconversos a que «vengan», a que «oigan», a que «se arrepientan» o a que «crean». Para él es una pretensión tan imposible como pedir peras al olmo. Ahora bien, creemos plenamente que la fe es don de Dios, y que ella no es conforme a la voluntad del hombre ni por su poder. Creemos, además, que ninguna alma vendría jamás a Cristo si no fuere atraída —forzada— por la gracia divina a hacerlo; por lo tanto, todos los que son salvos tienen que dar gracias a Dios por su gracia libre y soberana al respecto. Su cántico es, y siempre será: «No a nosotros, oh Señor, no a nosotros, sino a tu Nombre damos gloria, por tu misericordia, y por amor a tu verdad.» Y nosotros creemos esto, no como parte de un determinado sistema de doctrina, sino como la verdad revelada de Dios. Pero, por otro lado, también creemos, y de igual manera, en la solemne verdad de la responsabilidad moral del hombre, puesto que la Escritura lo enseña claramente, aunque no lo encontremos entre los denominados «cinco puntos de la fe de los escogidos de Dios».

La Puerta Oriental y la Profecía


La Puerta Oriental en la antigua ciudad amurallada de Jerusalén tiene un lugar muy especial en mi corazón, ya que fue esa puerta la que Dios usó para abrir mis ojos a Su Palabra Profética. Era el año 1967. La ocasión fue la Guerra de los Seis Días. Mientras el destino del nuevo Estado de Israel pendía de un hilo, yo buscaba diariamente en los periódicos cualquier información que pudiera encontrar acerca de la guerra. El punto de inflexión llegó el 7 de junio, cuando el ejército israelí atravesó la Puerta del León y devolvió el control de la ciudad antigua de Jerusalén al pueblo judío por primera vez en 1,897 años. Un Comentario Misterioso Al día siguiente leí un fascinante relato acerca de uno de los grupos de comandos judíos que habían estado involucrados en el asalto a la ciudad. El artículo afirmaba que algunos miembros del grupo habían sugerido agarrar fuera de guardia a los defensores jordanos, al volar la sellada Puerta Oriental. Pero el líder del grupo, un judío ortodoxo, había protestado vehementemente la idea, declarando que “la Puerta Oriental sólo puede ser abierta cuando el Mesías venga”. Esa declaración llamó mi atención. Me pregunté acerca de lo que el individuo estaba hablando. No sabía nada acerca de la Puerta Oriental, excepto que era la única puerta de la ciudad que conducía directamente al Monte del Templo. No estaba al tanto de que estaba sellada, ni tampoco sabía que su apertura estaba en modo alguno vinculado bíblicamente al regreso del Mesías.

¿Quién debe leer la Teología?


LA TEOLOGIA ES PARA TODOS. Ciertamente, toda persona necesita ser un teólogo. En realidad, toda persona es un teólogo—de una u otra clase. Y aquí está el problema. No hay nada malo con ser un teólogo aficionado o un teólogo profesional, pero sí es malo ser un teólogo ignorante o descuidado. Por lo tanto, todos deben estudiar teología. La teología significa simplemente pensar acerca de Dios y expresar esos pensamientos en alguna manera. Tendremos una definición más precisa en el primer capítulo, pero en este sentido básico toda persona es un teólogo. Aun el ateo tiene una teología. El piensa acerca de Dios, rechaza Su existencia, y algunas veces lo expresa como credo y siempre con su estilo de vida. El seguidor de una religión no cristiana ha substituido al Dios verdadero por su deidad falsa y exhibe esa teología en varias maneras. Pero casi todos los lectores de este libro serán creyentes en Dios si no son también creyentes en Jesucristo, en el sentido bíblico del término. De modo que sus pensamientos, ya sean esparcidos o sistematizados, son acerca del Dios viviente, el único Dios verdadero que existe. Siendo esto así, hay más razón aun para que usted estudie la teología, porque todo el tiempo y la energía que dedique a pensar en el Dios verdadero no sólo ensanchará su mente sino que afectará también su vida.

1 Corintios 2:14 ¿apoya al calvinismo?


¿Y qué dice la Biblia?

Una nota escrita por Dr. Jack Cottrell. Notas agregadas por la traductora han sido marcadas con asteriscos (*).

 
PREGUNTA: ¿Cuál es tu toma exegética de 1 Corintios 2:14? Este es un texto prueba favorito Calvinista, como sabes. ¿Crees que psuchikos (natural) se trata de no creyentes o de cristianos carnales? ¿Cuál es el punto general del pasaje?

RESPUESTA: 1 Corintios 2:14-16 (LBLA) lee: «Pero el hombre natural no acepta las cosas del Espíritu de Dios, porque para él son necedad; y no las puede entender, porque se disciernen espiritualmente. En cambio, el que es espiritual juzga todas las cosas; pero él no es juzgado por nadie. Porque ¿QUIEN HA CONOCIDO LA MENTE DEL SEÑOR, PARA QUE LE INSTRUYA? Mas nosotros tenemos la mente de Cristo.»

(Lo que sigue es adaptado de mi libro, “Power from on High; What the Bible Says About the Holy Spirit”*, de la sección refutando…

Ver la entrada original 884 palabras más