El Error del Calvinismo de la Expiación Limitada, 1ª. Parte


Recomiendo leer este artículo y continuar con la segunda parte que el blog “Descubriendo la Verdad” nos propone. Dios les bendiga.

Otro artículo afin:

El Peligro de enseñar que Cristo murió solo por los elegidos

Anuncios

2 comentarios en “El Error del Calvinismo de la Expiación Limitada, 1ª. Parte

  1. Gustavo Gamez

    extracto del Sermón predicado la mañana del Domingo 28 de Febrero, 1858

    por Charles Haddon Spurgeon

    En Music Hall, Royal Surrey Gardens, Londres.

    “Como el Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para servir, y para dar su vida en rescate por muchos.” — Mateo 20:28

    “La doctrina de la Redención es una de las doctrinas más importantes del sistema de la fe. Un error en este punto inevitablemente llevará al error a lo largo de todo el sistema de nuestra fe.

    Ahora, ustedes están conscientes que hay diferentes teorías de la Redención. Todos los cristianos sostienen que Cristo murió para redimir, pero no todos los cristianos enseñan la misma redención. Tenemos diferencias en cuanto a la naturaleza de la expiación, y en cuanto al plan de redención. Por ejemplo, el arminiano sostiene que Cristo, cuando murió, no murió con objeto de salvar a una persona en particular; y ellos enseñan que la muerte de Cristo, en sí misma, no garantiza más allá de toda duda, la salvación de nadie.

    Ellos creen que Cristo murió para hacer posible la salvación de todos los hombres, o que haciendo algunas otras cosas, cualquier hombre que así lo quiera puede alcanzar la vida eterna; por consiguiente, están obligados a sostener que si la voluntad del hombre no cede y no se somete voluntariamente a la gracia, entonces la expiación de Cristo sería ineficaz. Ellos sostienen que no hay nada particular ni especial en la muerte de Cristo. Cristo murió, dicen ellos, tanto por Judas que está en el infierno como por Pedro, que se remontó al cielo. Ellos creen que para quienes han sido consignados al fuego eterno, hubo una redención tan verdadera y real, como para quienes se encuentran ahora ante el trono del Altísimo.

    Pero nosotros no creemos en nada de eso. Nosotros sostenemos que Cristo, cuando murió, tenía un objetivo en mente, y ese objetivo será cumplido con absoluta seguridad, más allá de toda duda. Nosotros medimos el propósito de la muerte de Cristo por su efecto. Si alguien pregunta: “¿cuál fue el propósito de Cristo al morir?” nosotros respondemos a esa pregunta por medio de otra: “¿qué ha hecho Cristo, o qué hará Cristo por medio de Su muerte?” Pues nosotros declaramos que la medida del efecto del amor de Cristo, es la medida de Su propósito. Nosotros no podemos engañar a nuestra razón, pensando que la intención del Dios Todopoderoso puede frustrarse, o que el propósito de algo tan grandioso como la expiación, puede fallar por algo.

    Sostenemos (no tenemos miedo de decir lo que creemos) que Cristo vino a este mundo con la intención de salvar “a una gran multitud, la cual nadie podía contar;” y creemos que como resultado de esto, cada persona por quien Él murió, sin ninguna sombra de duda, será limpiada de pecado, y estará lavada en Su sangre, ante el trono del Padre. Nosotros no creemos que Cristo haya hecho una expiación eficaz por quienes están condenados para siempre; no nos atrevemos a pensar que la sangre de Cristo haya sido derramada jamás con la intención de salvar a quienes Dios sabía de antemano que no podrían ser salvos; y algunos de ellos ya estaban en el infierno cuando Cristo, de acuerdo a la creencia de algunos hombres, murió para salvarlos.”

    Si las doctrinas de la gracia, o mal llamadas “Calvinistas” está equivocadas, entonces tenemos que decir que los mejores teologos, predicadores y evangelistas de toda la historia cristiana estuvieron en error. Que casualidad (y no existe tal cosa), que aunque todos estos no pertenecían al mismo grupo, todos pensaban iguales… algunos nombres de estos descollantes teólogos son: Agustín, Tomás de Aquino, Martín Lutero, zwinglio, Calvino, todos los puritanos, George Withfield, Andres Fuller, William Carrie, Jonathan Edwards, Hudson Taylor, Charles Hodge, George Muller, AW Pink, Luis Berkhof, Martyn lloyd-Jones, Francis Schaeffer, William Hendriksen, John Stott, JI Packer, RC Sproul, John Piper, etc,etc,etc,….

    No es para nada sano partir es una presuposición prejuiciosa, contaminada con humanismo y filosofía caída…partimos de la excégesis, solo ahi vas a encontrar la verdad, creemos lo que la Palabra de Dios nos guste o no nos guste, lo que la Palabra de Dios dice, eso dice!

    No me propuse ser profundo con esto que he comentado, simplemente quise decir que la historia, que es dirigida por Dios mismo, está del lado de los que afirman las doctrinas de la gracia o calvinistas, y un grupo muy reducido del lado que la niegan, y tales personajes y grupos fueron tachado como herejes y errados por los ortodoxos, algunos de ellos son: Pelagio, el semi pelagianismo, los arminianos! Como tambien consideramos erradas las extremas ideas de algunas doctrinas de los metodistas.

    Si quieren que les pase un buen estudio bíblico que explica claramente la redención particular con gusto se los doy, bendiciones hermanos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s