La Biblia se interpreta a sí misma; son las Escrituras quienes mejor interpretan a las Escrituras.


Esta es la regla # 2 de los principios generales de interpretación bíblica dados en el libro: “Entendamos 24 principios básicos para interpretar la Biblia”.

La Biblia nos relata que uno de los primeros intérpretes de la Palabra de Dios fue el diablo. “Pero la serpiente era astuta, más que todos los animales del campo que Jehová Dios había hecho; la cual dijo a la mujer: ¿Conque Dios os ha dicho: No comáis de todo árbol del huerto? Y la mujer respondió a la serpiente: Del fruto de los árboles del huerto podemos comer; pero del fruto del árbol que está en medio del huerto dijo Dios: No comeréis de él, ni le tocaréis, para que no muráis. Entonces la serpiente dijo a la mujer: No moriréis; sino que sabe Dios que el día que comáis de él, serán abiertos vuestros ojos, y seréis como Dios, sabiendo el bien y el mal” (Génesis 3: 1-5).

Dios había dicho anteriormente: “De todo árbol del huerto podrás comer; mas del árbol de la ciencia del bien y del mal no comerás; porque el día que de él comieres, ciertamente morirás” (Génesis 2: 16, 17). Satanás no negó estas palabras. Más bien las tergiversó, y les dio un sentido que no tenían. Esta clase de error se produce por omisión y por adición.

Omisión: consiste en citar sólo aquella parte del pasaje que conviene y omitir el resto. La Biblia nos habla de dos clases de muerte: la física y la espiritual. La muerte física es la separación del alma del cuerpo. La muerte espiritual es la separación del alma de Dios. Cuando Dios le dijo a Adán: “Ciertamente morirás” (Génesis 2: 17), se refería a la muerte tanto espiritual como física. Cuando la serpiente, en cambio, le dijo a Eva: “No moriréis” (Génesis 3:4), intencionadamente omitió toda referencia a la muerte espiritual.

Adición: consiste en decir más de lo que la Biblia dice en realidad. En su conversación con Satanás, Eva cita lo que Dios le había dicho a su marido. Pero agrega a lo dicho por Dios la frase: “ni le tocaréis” (Génesis 3:3). Uno puede tergiversar las Escrituras para hacer que digan más de lo que en realidad dicen. Muchas veces la razón del “agregado” radica en el deseo de hacer que el mandato de Dios parezca irrazonable y por tanto indigno de ser obedecido.

Cuando estudias la Biblia, deja que te hable por sí sola. Ni quites ni añadas. Que la Biblia sea su propio comentario. Compara Escritura con Escritura.

Isaías dice, por ejemplo: “Por tanto, el Señor mismo os dará señal: He aquí que la virgen concebirá, y dará a luz un hijo, y llamará su nombre Emanuel” (Isaías 7: 14). En el idioma hebreo en que fue escrito originalmente este libro, la palabra que nuestra versión y otras traducen como “virgen” puede en realidad ser traducida indistintamente como “mujer joven” o como “virgen”. Mateo el evangelista cita este mismo versículo en relación con el nacimiento virginal de Jesucristo (Mateo 1:23). En el griego, sin embargo, la palabra sólo admite un significado: “virgen”. En otras palabras, Mateo nos interpreta lo dicho por Isaías y nosotros traducimos la expresión del profeta mediante el vocablo “virgen”.

 Esta segunda regla tendrá su mayor aplicación en las grandes verdades de la Biblia, más bien que en versículos específicos. Una de esas verdades es la de la seguridad de la salvación. Podríamos citar versículos separados que presten su apoyo a ambas posiciones, si se pierde o no la salvación. Pablo dijo a los Gálatas: “De la gracia habéis caído” (Gálatas 5:4). Al leer esto, lógicamente podríamos pensar que es posible perder la salvación luego de obtenida.

Pero por otra parte, Jesús dijo: “Mis ovejas oyen mi voz, y yo las conozco, y me siguen, y yo les doy vida eterna; y no perecerán jamás, ni nadie las arrebatará de mi mano. Mi Padre que me las dio, es mayor que todos, y nadie las puede arrebatar de la mano de mi Padre” (Juan 10:27-29).

¿En cuál de los dos versículos nos apoyamos? Un estudio a fondo del tema de la seguridad de la salvación, al comparar Escritura con Escritura, nos confirmará que el que cree puede tener la certeza de  haber sido salvado una vez para siempre a base de la obra terminada de Cristo en la cruz del Calvario.

Otra aplicación de esta regla tiene que ver con el uso de las referencias que nuestras Biblias dan al margen o al pie de la página. Cuando estudiamos un capítulo o un párrafo de la Biblia debemos buscar el sentido del mismo primordialmente en el contexto. Las referencias mencionadas tienen su utilidad, pero principalmente en lo que se refiere al pensamiento central del pasaje en vez de sólo a una palabra o frase.

Por ejemplo, al estudiar la crucifixión de Cristo en Mateo 27: 27-50, debemos buscar las referencias que tengan que ver con el versículo 35: “Cuando le hubieron crucificado, repartieron entre sí sus vestidos, echando suertes”. Un buen sistema de referencias incluiría, en este caso, el Salmo 22: 18, que es el versículo del Antiguo Testamento que aquí se cita. Pero también hará mención de Marcos 15:24, Lucas 23:33, 34 y Juan 19:23, 24, pasajes todos que relatan las crucifixión en forma paralela a los otros Evangelios. Otras referencias de orden secundario serían: Josué 7: 21, 1 Reyes 11: 29 y Daniel 7:9 que se refieren al tema “vestidos”.

Pero en todos estos ejemplos permanece incólume el principio fundamental: deja que las Escrituras expliquen a las Escrituras. La Biblia se interpretará a sí misma si se estudia correctamente.

Tomado de: Entendamos 24 principios básicos para interpretar la Biblia.

Un comentario en “La Biblia se interpreta a sí misma; son las Escrituras quienes mejor interpretan a las Escrituras.

  1. Pingback: 💙👉✋La Biblia se interpreta a sí misma; son las Escrituras quienes mejor interpretan a las Escrituras. | yozefel's Blog

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s