Enfoques del estudio bíblico


Como una extensión del proceso de observación este capítulo “Enfoque del Estudio Bíblico” ayuda al estudiante de la Biblia a contestar la pregunta: “¿Qué es lo que se encuentra en el pasaje?”

Los enfoques a considerar son:

  1. El estudio de los libros individuales de la Biblia.

  2. El estudio de temas principales.

  3. El estudio de biografías.

  4. El estudio de tipos.

Es importante recordar que las bases para un procedimiento específico como los presentados en estos cuatro enfoques, escritos originalmente por el Dr. Torrey, deben constituir el método básico que encontramos en los dos capítulos anteriores de este libro. En otras palabras, el procedimiento presentado particularmente en el capítulo 2 debe dominarse completamente antes de que el estudiante intente emplear la metodología detallada que se encuentra en este capítulo.

EL ESTUDIO DE LOS LIBROS INDIVIDUALES

No cabe duda de que este enfoque es el más profundo y hasta cierto punto el más difícil, pero el que dará resultados mejores Y más permanentes.

“EL PRIMER TRABAJO QUE HAY QUE HACER ES CONOCER A FONDO EL CONTENIDO GENERAL DEL LIBRO

El método para hacer esto consiste sencillamente en leer el libro de principio a fin, sin detenerse, una y otra vez; por ejemplo, una docena de veces en una sola ocasión. A una persona que nunca ha tratado de hacerlo, le parecerá que esto no vale mucho, pero cualquier persona inteligente que lo haya hecho, pensará de distinta manera. Es maravilloso cómo un libro adquiere nuevo significado y nueva belleza con esta clase de familiarización.

De este modo se empieza a ver nuevas relaciones entre las diferentes partes del libro y aparecen a la vista líneas encantadoras de pensamiento esparcidas a través del libro. El libro se conoce en su totalidad, se aprenden las relaciones de las varias partes entre sí, y se pone el fundamento para el estudio inteligente de esas partes por separado.

“EL SEGUNDO TRABAJO ES HACER UNA INTRODUCCIÓN AL LIBRO”

Escribe por separado en el margen de varias hojas de papel, o de tarjetas, las siguientes preguntas:

  1.   ¿Quién escribió este libro?
  2.   ¿A quién lo dirigió?
  3.   ¿Dónde lo escribió?
  4.   ¿Cuándo lo escribió?
  5.   ¿Por qué motivo lo escribió?
  6.   ¿Cuál era su propósito al escribirlo?
  7.   ¿En qué circunstancias estaba el autor cuando lo escribió?
  8.   ¿Qué aspectos de la vida del autor nos revela el libro?
  9.   ¿Cuáles son las principales ideas del libro? – ¿Cuál es la verdad central     del libro?
  10.   ¿Cuáles son las características del libro?

Habiendo preparado las hojas de papel o tarjetas con estas preguntas, ponlas una al lado de la otra en tu mesa de estudio y lee en calma otra vez el libro que estudias, y al llegar a la contestación de una de estas preguntas, escríbela en el papel o tarjeta correspondiente. Tal vez sea necesario que leas el libro varias veces para poder hacer este trabajo, completa y satisfactoriamente. Cuando hayas terminado de hacerlo, y sólo entonces, sería conveniente, si es posible, comparar los resultados con los que otros han obtenido. La introducción que una persona prepara por sí misma vale más para ella, que cualquiera preparada por otra persona. Este trabajo es en sí mismo, una buena educación de las facultades de percepción, comparación y razonamiento. Las contestaciones a las preguntas que hemos formulado, se hallarán algunas veces en algún libro conexo. Por ejemplo, si estamos estudiando una de las epístolas paulinas, la contestación a nuestras preguntas puede hallarse en los Hechos de los Apóstoles, o en la epístola escrita a los cristianos del lugar en donde fue escrita la que estamos estudiando.

Por supuesto, no todas las preguntas que aquí se han sugerido tendrán aplicación a todos los libros de la Biblia. Al retener en la mente las circunstancias en que se hallaba el autor al escribir, captaremos con mayor fuerza sus palabras. La jubilosa Epístolas a los Filipenses, con sus repetidos “regocijaos en el Señor”, y en su “por nada estéis afanosos; sino sean notorias vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias. Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús”, aparecerá mucho más significativa cuando recordamos que fue escrita por un prisionero que esperaba una probable sentencia de muerte. El tener presente el propósito principal por el cual fue escrito un libro, nos ayudará más a interpretar en sus propias relaciones las exhortaciones incidentales. En verdad, la contestación a todas las preguntas será de tanto valor para el trabajo subsiguiente, como para la tarea presente.

EL TERCER TRABAJO ES DETERMINAR LA ESTRUCTURA O DIVISIONES

NATURALES DEL LIBRO QUE SE ESTUDIA”

 A través del buen uso de la observación, se puede repasar el libro, marcando las divisiones en que aparecen los pensamientos. Después, recórranse estas divisiones, buscando y marcando las subdivisiones naturales que pueda haber en ellas. En este trabajo de determinar las divisiones del libro, vale la pena aprovechar los párrafos. Igualmente, la utilización del cuadro puede servir mayormente para presentar en forma vívida el resumen de su estudio. Habiéndose hallado estas divisiones del libro debe procederse a darle a cada sección su título. Trate de hacer que este título o encabezamiento sea una expresión concisa del contenido general de la sección. Debe procurarse también que sea tan terso y llamativo que se pueda retener fácilmente en la mente. Si es posible, hay que relacionar los encabezamientos de las sub divisiones con el encabezamiento general de la división a que pertenecen. No debe tratarse al principio de hacer una división muy detallada. La siguiente división de I Pedro, que carece de muchas subdivisiones, servirá como una ilustración sencilla de lo que se quiere decir:

Un buen ejemplo del uso del diagrama para anotar la estructura básica y el bosquejo general de un libro se encuentra en el diagrama de la página siguiente.

Cap. 1: 1-2

 

Introducción y salutación a los extranjeros en Ponto, etc.

 

Cap. 1: 3-12.

 

Introducción y salutación a los extranjeros en Ponto, etc. La herencia reservada en los cielos y la salvación preparada para aquellos peregrinos que, en medio de multiformes tentaciones, son guardados por el poder de Dios por medio de la fe.

 

Cap. 1:13-25.

 

La conducta de los peregrinos durante los días de su peregrinación.
Cap. 2: 1-10.

 

El santo llamamiento; posición y destino de los peregrinos.
Cap. 2:11-12.

 

La conducta del peregrino durante los días de su peregrinación.
Cap. 2:13-17.

 

Deberes del peregrino para con los gobiernos humanos bajo los cuales vive.
Cap. 2: 18-3: 7.

 

 

 

Los deberes de varias clases de peregrinos:

  • Cap. 2: 18-25. El deber de los siervos para con sus amos, robustecido por el ejemplo de Cristo bajo la injusticia y el oprobio.
  • Cap. 3: 1-6. Deberes de las esposas para con sus esposos.
  •  Cap. 3:7. Deberes de los esposos para con sus esposas.
Cap. 3: 8-12.

 

La conducta de los peregrinos entre sí.
Cap. 3: 13-32

 

Sufrimientos del peregrino por causa de la justicia.
Cap. 4: 1-6.

 

Separación del peregrino de las prácticas de aquellos entre los cuales pasa los días de su peregrinación.
Cap. 4: 7-11.

 

El viaje del peregrino se acerca a su fin, y su conducta en los últimos días.
Cap. 4: 12-19.

 

El peregrino sufriendo con Cristo y por Cristo.
Cap. 5: 1-4.

 

El deber y el premio de los ancianos.
Cap. 5:5-11. La manera de vivir de los peregrinos con humildad, confianza y firmeza.

 

Cap. 5: 12-14. Conclusión y bendición.

Extracto de: “El Placer de estudiar la Biblia” por Miguel Berg

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s