Perdón Judicial y Paterno


ImagenEn las Escrituras se hallan dos tipos diferentes de perdón, y si vamos a ser estudiantes cuidadosos de las Escrituras, debemos aprender a distinguirlos. Los llamaremos perdón judicial y perdón paterno (aunque estos nombres mismos no se encuentran en la Biblia).

Para ponerlo en forma sencilla, el perdón judicial es el perdón de un juez, y el perdón paterno es el perdón de un padre. El primer término sale del juzgado, y el segundo del hogar.

Vayamos primero al juzgado. Dios es el Juez y el pecador es el que se halla bajo juicio. El hombre es culpable de pecado, y la pena es muerte eterna. Pero el Señor Jesús aparece y declara: “¡Yo pagaré la pena de los pecados merecida por el hombre: Yo moriré como su sustituto!” Esto es lo que el Salvador hizo en la Cruz del Calvario. Ahora el Juez anuncia al pecador: “Si te rindes a mi Hijo como Señor y Salvador, te perdonaré”. Tan pronto como el hombre pone su fe en el Salvador, recibe su perdón judicial de todos sus pecados. Él nunca deberá pagar su castigo por ellos en el infierno, porque Cristo lo ha pagado todo. El pecador ya perdonado entra ahora en una nueva relación: Dios ya no es más su Juez, ahora es su Padre.

Así que, ahora vamos al hogar para tener la ilustración del perdón paterno. Dios es el Padre y el creyente es Su hijo. En un momento de descuido, el hijo comete un pecado. ¿Qué sucede entonces? ¿Sentencia Dios al hijo a muerte por su pecado? ¡Naturalmente que no, porque Dios ya no es más Juez de Él, sino su Padre! ¿Qué sucede? Bien, se rompe la comunión dentro de la familia. Se desvanece el feliz espíritu familiar. El hijo no ha perdido la salvación, pero ha perdido el gozo de su salvación. Y pronto puede empezar a experimentar la disciplina de su Padre, a fin de volverle a la comunión. Tan pronto como el hijo confiesa su pecado, recibe el perdón paterno.

El perdón judicial tiene lugar una vez por todas en el momento de la conversión; el perdón paterno tiene lugar cada vez que un creyente confiesa y abandona su pecado. Esto es 10 que Jesús enseña en Juan 13:8-10: Necesitamos tan solamente una vez el lavamiento de la regeneración para libramos de la paga del pecado, pero precisamos de muchos limpiamientos a lo largo de nuestra vida cristiana para conseguir el perdón paterno.

La diferencia entre ambos tipos de perdón puede quedar resumida gráficamente de la siguiente manera:

 

Judicial

Paterno

Posición

de la persona

Pecador

(Ro. 3:23)

Hijo

(1 Jn. 3:2)

Relación

con Dios

Juez

(Sal. 96:13)

Padre

(Gá.4:6)

Resultado

del pecado

Muerte eterna

(Ro. 6:23)

Comunión rota

(1 Jn. 1:6)

Papel de

Cristo

Salvador

(1 Ti. 1:15)

Sumo Sacerdote y Abogado

(He. 4: 14-16; 1 Jn. 2:1)

Necesidad

de la persona

Salvación

(Hch. 16:30)

Gozo de la salvación

(Sal. 51:12)

Medios de

perdón

Fe

(Hch. 16:31)

Confesión

(1 Jn. 1:9)

Tipo de

Perdón

Judicial

(Ro. 8:1)

Paterno

(Le. 15:21,22)

Consecuencia

Evitada

Infierno

(Jn.5:24)

Castigo

(1 Co. 11:31,32)

Pérdida de recompensas

ante el Tribunal de Cristo

(1 Co. 3:15)

Resultado

Positivo

Relación nueva

(Jn. 1:12)

Comunión renovada

(Sal. 32:5)

Frecuencia

 

Una sola vez

(un lavamiento de regeneración)

(Jn. 13:10)

Muchas veces

(muchas limpiezas)

(Jn.13:8)

Desde ahora, cuando lleguemos a un versículo que habla del perdón, dado una vez por todas, que se nos otorga a los pecadores por la obra acabada de Cristo, sabremos que trata del perdón judicial. Lo que sigue a continuación lo ilustra:

En quien tenemos redención por medio de su sangre, el perdón de pecados según las riquezas de su gracia (Ef. 1:7).

Antes sed benignos unos con otros, misericordiosos, perdonándoos unos a otros, como Dios también os perdonó a vosotros en Cristo (Ef. 4:32).

y a vosotros, estando muertos en pecados y en la incircuncisión de vuestra carne, os dio vida juntamente con él, perdonándoos todos los pecados (Col. 2: 13).

No obstante, hay otros pasajes de las Escrituras que hablan del perdón paterno:

Porque si perdonáis a los hombres sus ofensas, os perdonará también a vosotros vuestro Padre celestial; mas si no perdonáis a los hombres sus ofensas, tampoco vuestro padre os perdonará vuestras ofensas (Mt. 6: 14, 15).

No juzguéis, y no seréis juzgados; no condenéis, y no seréis condenados; perdonad, y seréis perdonados (Le. 6:37).

y cuando estéis orando, perdonad, si tenéis algo contra alguno, para que también vuestro Padre que está en los cielos os perdone a vosotros vuestras ofensas (Mr. 11:25).

Nótese que en dos de estos versículos Dios es mencionado como Padre de una forma específica; es el perdón del Padre que está involucrado. Nótese también que el perdón que recibimos depende de nuestra disposición de perdonar a otros. Este no es el verdadero perdón judicial; la buena disposición a perdonar a otros no constituye una condición para la salvación. Pero sí que es una condición del perdón paterno; nuestro Padre no nos perdonará si nosotros no nos perdonamos unos a otros.

En Mateo 18:23-35 Jesús relata la historia de un siervo al que el rey le había perdonado 10.000 talentos. Pero aquel mismo siervo no quería perdonar cien denarios a uno de sus compañeros. Por ello, el rey se enojó con él y le entregó a los carceleros hasta que pagara su deuda. Jesús terminó esta parábola diciendo: “Así también mi Padre celestial hará con vosotros si no perdonáis de corazón cada uno a su hermano sus ofensas”.

Uno de los atractivos del estudio bíblico es el de observar estas distinciones básicas y de ser capaces de aplicarlas en nuestra lectura diaria. Desde ahora, cuando lleguemos al tema del perdón en la Palabra deberíamos ser capaces de decir: “Sí, esto se refiere al perdón judicial” o, sino, “esto debe referirse al perdón del Padre hacia Su hijo”.

Temas Afines

Diferenciando las Edades

Las dos venidas de Cristo

Fases del Retorno de Cristo

La Ley y la Gracia

Los Tres Tiempos de la Salvación

Tomado de: ¿Cuál es la diferencia? Por William MacDonald

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s