Su don de lenguas ¿tiene verbos y predicados?


Aun las cosas inanimadas como la flauta o el arpa, cuando producen sonido, si no hacen clara distinción de tonos, ¿cómo se sabrá lo que se toca con la flauta o se tañe con el arpa? También, si la trompeta produce un sonido incierto, ¿quién se preparará para la batalla? Así también vosotros, si mediante la lengua no producís palabras comprensibles, ¿cómo se entenderá lo que se dice? Hay, por ejemplo, tanta diversidad de idiomas en el mundo; y ninguno carece de significado. Por eso, si yo desconozco el significado del idioma, seré como extranjero al que habla, y el que habla será como extranjero para mí. (1Corintios 14.6-25).

Si usted lee la Biblia comparando lo espiritual a lo espiritual, notará que en su argumentación el apóstol compara el don de lenguas a la música, a ordenados sonidos musicales dados por la flauta, el arpa y la trompeta. Y por supuesto si es música eso implica una organización de sonidos agradables opuesto a lo que llamaríamos ruido. La Real academia de la Lengua Española define la música como “melodía, ritmo y armonía combinados” “sucesión de sonidos modulados para recrear el oído”. Si el flautista toca su canción, o el de la cítara la suya, los oyentes reconocen la música y pueden cantarla, silbarla o bailarla, no así si fuera bulla. Esos hermosos sonidos implican una inteligente y elaborada estructura musical contrario a lo que se oiría si no ocupan su propio lugar en lo que hoy llamamos pentagrama, siendo“sonidos inciertos” (14:8). Se llama melodía a una organización musical en diferentes líneas no a sonidos disparejos, disonantes y neurasténicos. Note que en la mente de Pablo hay íntima similitud entre lo que dice de la música y lo que escribe sobre el don de lenguas en Corinto. Si compara el don de lenguas con la música, hay que esperar que esté pensando que ese don debe tener como ella una estructura. Veamos eso.  En estos tiempos para mí la evidencia mayor del bautismo del Espíritu Santo no es que una persona hable en lenguas sino la santidad de su vida. El secularismo pentecostal mundial y estadounidense se ha interesado por este fenómeno espiritual. Leí en alguna parte hace años que un departamento de estudios lingüísticos del gobierno de Estados Unidos ordenó investigar el fenómeno carismático de las lenguas y grabó miles de ellas encontrando que no se correspondían con ninguno de los más de seis mil idiomas y dialectos que hay en el mundo y ni siquiera con lenguas muertas, y sobre todo que no contenían la estructura de idiomas.

Mi renuencia a recibir las que he oído no es lo que dijeron los norteamericanos, ni tampoco que no sean bautistas, reformadas o calvinistas sino que los trocitos que articulan (nunca es un sermón completo ni un diálogo) me suenan menos auténticas que las originales y temo que se traten de supercherías. Entonces lo que está en orden no es saber si Dios retiró ese don o lo concede sino si las que hablan son reales o un colosal y monumental fraude. Usted puede estar seguro, que uno sabe que una persona es o no cristiana, no por el divino don de las lenguas sino por la santidad de su vida y eso sí impacta a los incrédulos. ¿Cómo puedo creer en la autenticidad de una lengua extraña si el comportamiento del bilingüe es más extraño todavía?  Fíjese en qué pensaba Pablo cuando escribe sobre el don de lenguas. El apóstol dice que hay muchas clases de idiomas en el mundo (14:10). La palabra que usa significa sonido o voz, y la versión siria dice idiomas, por implicación. Por favor lea 14:21, junto con la referencia a Isaías 28:11-12, y observe que está citando los sonidos de labios de los caldeos, los medos y los persas, el idioma persa, el medo y el caldeo. La referencia bíblica que busca Pablo es de idiomas. Eso obliga a pensar que Pablo halló equivalencia entre estos idiomas y las lenguas de los corintios. A mi entender lo que hablaban los corintios, sin sospechar de algún escandaloso mimetismo, lo mismo que hablaron otros hermanos en el libro de Hechos, eran idiomas, tenían la estructura de un idioma desconocido para el que hablaba. No podían ser “sonidos inciertos”. Con respecto a lo que dice en el v.18 que habla más lenguas que todos ellos, le invitaré a que comparta su disgusto conmigo también con otro autor, “el apóstol le dice eso para que no piensen que menosprecia el don de lenguas: ni quiere humillarlos o persuadirlos a que no lo tengan, o mostrarle envidia como si no lo poseyera también, porque tiene este don en una forma muy eminente, y algunas veces lo usaba cuando las circunstancias lo demandaban, podía hablar más lenguas que cualquiera de ellos y con más frecuencia. Y esto por la ocasión que tenía para viajar mucho en otros países donde desconocía la lengua y tenía que predicarles el evangelio; de esto hace mención no para enorgullecerse sino para darle gracias a Dios y reconocer que él es el autor de este don” (John Gill. Comentario a 1Corintios; fue predecesor de Spurgeon). Si no son idiomas ¿qué son? ¿Qué música es esa?  Ahora bien, si usted habla en lenguas verdaderas le suplico que ponga su don al servicio de La Gran Comisión.  Las lenguas en el NT tuvieron varios usos pero el mejor de todos fue testificar en su propio idioma a los incrédulos. Yo sé que hay quienes afirman que han oído hablar en múltiples idiomas en el templo. Pudiera ser. Aun así, si fueron idiomas fue un desperdicio si no lo hablaron enfrente a nacionalidades que los entendieran. Y si todos hablan una misma lengua ¿qué sentido tiene que Dios traiga un mensaje en otra diferente si cuando él se comunicó con los hombres siempre lo hizo en el idioma de ellos? A veces la interpretación de esas lenguas se convierte en un sustituto de la exégesis bíblica.

Por otra parte, en cuanto a los corintios ¿lo usaron como Pablo porque estuvieron predicando desde el Ponto hasta Ilírico, les hablaron a los cretenses y romanos? Lo que hicieron fue traer confusión en los cultos. Las lenguas serían muy útiles para evangelizar a los moscovitas, los mandarines, o para meter en cinturas y pacificar a los vascos en su milenaria lengua. Los corintios hablaban en lenguas en sus cultos, ¡Pablo nunca!, y generalmente conocía los idiomas más hablados en el imperio, hebreo, griego y latín. Pero para los bárbaros y los escitas, el Dios bendito le daba los idiomas. El mejor uso que encontró a las lenguas fue el que le dieron los apóstoles en Pentecostés, para predicar. Hay otros casos donde se manifestó el don de lenguas y sin embargo se omite la predicación en otros idiomas pero no el hecho que fueran lenguajes con estructura lingüística. Los efesios conjuntamente con las lenguas “profetizaban” o sea predicaban, sea en el griego común o en algún dialecto del Asia Menor. Ambos exigen que las lenguas sean idiomas (Hch.19:6). Y en cuanto a las amistades de Cornelio (10:46), la construcción de la frase “hablaban en lenguas y magnificaban a Dios” es tan suave y corrida que la mejor suposición es que las alabanzas a Dios se hicieron en lenguas y por supuesto con palabras extrañas que tenían sentidos. O sea, idiomas.  En aquella  rara vez entraba un incrédulo a una reunión cristiana. El don de lenguas en una reunión de la iglesia está tolerado (es una concesión paulina) pero fuera de su sitio. Su uso para edificación comunitaria para el creyente es secundario, si es que alguien se edifica con lo que no entiende.  Sería muy lindo ver a los hermanos carismáticos bajando al barrio chino y predicándoles el evangelio en chino, o yendo a Hong Kong a los japoneses, o en Corea del Norte a los coreanos. Abriendo misiones allí y plantando milagrosas iglesias en las calles y plazas en ultramar. Oh señores, allí, no dentro de un templo. ¡Qué belleza, el don de lenguas usado para ir por el mundo y predicar el evangelio a toda criatura!

Conclusión

Si los corintios hablaban en lenguas, entonces hablaban en diferentes idiomas. Podían tener conversaciones y mantener instructivos diálogos. Si las suyas, hermano, son como aquellas entonces son verdaderas, y no balbuceos ni sonidos guturales sin significado alguno. Las lenguas genuinas tienen palabras desconocidas. Tienen oraciones desconocidas y por lo tanto tienen verbos, predicados, adjetivos, adverbios, vocales (exceptuando algunos), consonantes o sea, tienen la composición y estructura de un idioma que se puede escribir y por supuesto hablar y traducir aunque sean tres palabras “ mene, mene, tekel, uparsin”, vocablos no celestiales sino humanos, sacados de un viejo idioma semítico caldeo

Fuente: La Casa del Padre (Parte #1 y Parte # 2)

Otros temas afines

  1. El significado de hablar en lenguas
  2. Los errores acerca de hablar en lenguas
  3. Aprendiendo sobre dones espirituales
  4. ¿Qué debemos conocer sobre el estudio de los dones?
  5. El Ministerio de hablar en lenguas

 

 

 

 

 

5 comentarios en “Su don de lenguas ¿tiene verbos y predicados?

  1. Bendiciones, solo quiero comentar que medias verdades reafirman ciertas doctrinas, pero confunden a los que buscan la verdad. El contexto al que usted se esta refiriendo son los dones espirituales, en el que las lenguas angelicales es uno de ellos. El apóstol nunca deja la idea que las lenguas “deben tener una estructura” como la música. Por el contrario, el acepta que estas no pueden ser entendidas por el ser humano, pues “el que habla en lenguas no habla a los hombres, sino a Dios; pues NADIE le entiende, aunque por el Espíritu habla misterios” 1 Cor 14:2 Se puede ver claramente que el apóstol reconoce el papel divino de las lenguas, y la acción del Espíritu en tal evento o acción.

    Así como el apóstol Pablo, me opongo a que se hable en lenguas en los servicios religiosos, pero no desautorizo ni ridiculizo a aquellos que desobedecen y hablan en la iglesia o hablan en lenguas en la privacidad de su hogar. Su posición doctrinal no me sorprende pues es de todos sabido la dificultad que los bautistas tienen en aceptar la acción del Espíritu Santo en nuestros días. Si el hablar en lenguas le ofende, es entendible, pero no invente escusas.

    Que el Senor le siga bendiciendo.

    Gabriel

    1. Mi estimado Gabriel, primeramente, gracias por visitar el blog y además dejarnos tu opinión. Con respecto a los temas que te refieres en el primer párrafo de tu comentario menciono: El contexto de I Co. 12-14 son dones espirituales, de los cuales el don de lenguas está incluido, pero te equivocas en algo. La palabra lengua allí es (glossa) idioma, todos los usos que tiene en el Nuevo Testamento hacen referencia al órgano (como sucede en algunos casos en los Evangelios), o bien, a algún tipo de lenguaje. No hace mención de ningún tipo de lenguaje angelical. Entonces, el don de lenguas en este contexto es un idioma, idioma terrenal. Si incluyéramos el contexto de Hch. 2, hay aún más base bíblica para afirmar que son idiomas. En el capítulo 13, Pablo no está afirmando la existencia de angelicales, menos aún que él las habla. Si aplicamos las reglas de la gramática, él está partiendo de un “si” condicional (lo cual no asegura la existencia de lo mencionado; más aún si existiera, no afirma que lo posea) para exponer algo que sí le interesa desarrollar y que se viva, el amor.

      Entonces, sí se habla de lenguas (humanas), razón por la cuál deben de tener “verbo y predicado” (para hacer alusión al contenido del post), por eso Pablo usa la figura del metal que resuena, porque el sonido que emite el metal no da ni armonía, ni ritmo y ni melodía. Así aquellos que hablando lenguas (humanas) no ejercían el amor. Ahora, cuánto más cuando lo que se habla en nuestras iglesias lamentablemente no se aplica el concepto bíblico del hablar en lenguas.

      1. Bendiciones. Querido Manuel: Solamente hoy dia me he dado cuenta que ud. ha contestado el comentario a su articulo que envie hace un tiempo atras. No voy a continuar con esta polemica, pues tenemos ya definidos nuestros lineamientos doctrinales de acuerdo a como mejor entendemos la palabra de Dios. De tal forma que podriamos ocupar el resto de nuestro dias en esta discucion. Sin embargo me parece necesario definir verdades que son evidentes en la palabra de Dios.

        Ud. sigue con las medias verdades, Me explico.

        1) En 1 Cor caps. 13 y 14 se usa “glōssa” para “lengua” porque es la unica palabra griega que se refiere al organo y al idioma indistintamente. (eso ud. no lo menciona)
        2) en el cap 13:1, el apostol hace una diferencia de tipo agregando el sustantivo “anthrōpos” (hombre) y “aggelos” (angel) respectivamente. (esto ud. tampoco lo menciona)
        3) El que en el versiculo en cuestion no se haga mencion a la palabra “angelical”, no significa que el concepto no este implicito, pues si vemos 1 Cor 13: 1, veremos que es el comienzo del tema y contextua todo lo que viene despues. Inclusive ya aqui el apostol enuncia el concepto de musica “címbalo que retiñe”, el cual usted aprovecha para su articulo. (esto tampoco lo menciona)

        Aqui en 1lCor 13:1-3 el apostol define el contexto de las lenguas (humanas y angélicas), las profecias, frutos del Espiritu y el amor, tema que continua en el capitulo 14.

        Gabriel
        Servidor de Jesus

  2. wilson castro

    gracias mis hermanos por tan exelente aclarqacion en verdad hoy son muchas las doctrinas que asta le imponen y le asen saver que si no ablamos otras lenguias uno esta lleno o no tiene al Espiritu Santo gobernando su vida

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s