¿Qué dice Dios acerca de la Ingeniería Genética?


Un Tema Difícil El tema de la ingeniería genética es un tema importante en nuestro mundo actual, mientras batallamos para llegar a términos con algunos problemas morales muy difíciles.  Cuando se menciona este tema, la mayoría de la gente piensa en ‘clonación’, pero ¡hay mucho más por considerar!  Ahora, solo quiero que sepan que mucho acerca de lo que vamos a hablar aquí ha sido bien investigado y descrito por el mismo gran pensador del que nos valimos cuando hablamos acerca del Aborto.  Su nombre es Scott Klusendorf y él conduce una importante organización llamada  “Life Training Institute” (Instituto para la Formación de la Vida).

¿Cuándo Comienza la Vida? Bien, aún antes de que abordemos el tema y el tipo de investigación de ingeniería genética que está ocurriendo en nuestro mundo actual, mejor revisemos la primera y más importante pregunta relacionada con estos asuntos.  Esta es la pregunta que ha de ser respondida antes de que podamos tomar una postura ante la materia.

Debemos preguntarnos, “¿Cuándo Comienza la Vida?” Como cristiano, creo que la vida comienza al momento de la concepción, pero aún si no fuera cristiano, sí creo que la ciencia y la filosofía también apuntan hacia esta verdad.  A veces escucharán a la gente de ‘pro-elección’ describir algo que ellos llaman un ‘óvulo fertilizado.’  Utilizan este término para describir a la entidad que resulta del esperma penetrando el óvulo. Pero hay un problema con este término. El problema es que no hay tal cosa como un óvulo fertilizado.  Una vez que el óvulo es penetrado por el esperma, el óvulo cesa de existir.  Tan pronto como ocurre la unión, tanto el esperma como el óvulo mueren conjuntamente.  No hay esperma y no hay óvulo.  ¡Algo nuevo ha comenzado!  En ciencia, llamamos a esto un ‘cambio ontológico.’  Las anteriores formas de vida han muerto y ¡algo nuevo ha comenzado!

¿Cigoto?  ¿Embrión?  ¿Persona? Así que ¿cómo debieran llamar los científicos a esta nueva forma de vida?  Bueno, algunos la llaman un ‘cigoto’ y algunos la llaman ‘embrión.’  Pero estos términos tan solo son nombres que requieren de un adjetivo para identificarlos.  ¿Son cigotos de perro, o embriones de gato? ¡No!  ¡Ellos necesitan el adjetivo, “humano” para identificarlos correctamente! Y esa es una verdad muy interesante.  Una vez que hemos colocado el adjetivo “humano” al frente de estos nombres, vemos la identidad verdadera de esta nueva forma de vida.  Como ven, esto ya no es ni esperma ni óvulo. ¡Esto es un ser humano!  Se dan cuenta, que el verdadero problema aquí, surge cuando decidimos que esta pequeña vida es una ‘persona’ ¿cuándo estaremos de acuerdo en que la nueva forma de vida tiene algo que llamamos  ‘una persona’?

¿El Ser una Persona Se Basa en la Suma de Las Partes? Bueno, debemos darnos cuenta de que no tienes que verte como un adulto crecido, o funcionar como un perfecto espécimen humano para ser considerado como una persona.  Muy bien, entonces díganme.  ¿Se debe considerar como persona a alguien que se encuentre severamente discapacitado?  Si concordamos sobre esto, y decimos –   “¡sí, los discapacitados ciertamente son personas!”  entonces debemos reconocer que ellos son personas aunque no todas sus ‘partes’ estén funcionando apropiadamente.  Esto parece tener sentido, porque reconocemos que solo porque un personaje como C3PO de La Guerra de las Galaxias tenga ‘partes’ que funcionan, este conjunto de piezas no lo convierte en una persona.  Ahora, ya se han encontrado con el primer gran argumento de muchos de los que promueven la ingeniería genética.  Mucha gente en la comunidad científica no cree que seamos seres humanos hasta que todas nuestras partes funcionan.  A propósito, ellos argumentan que las máquinas con partes funcionales ¡deben ser consideradas como personas!  Miren lo que dice Paul Churchland, un autoproclamado filósofo y ‘científico cognoscitivo,’  acerca de este asunto:

“Cuando las computadoras sean capaces de funcionar al mismo nivel que los humanos, solo un fanático racial les negará todos los derechos de una persona.”

Como ven, a muchos en la comunidad científica  les gustaría que creyeran que ser una persona se basa en la suma de nuestras partes.  Si tenemos todas las partes, somos personas, si no, entonces somos algo menos que humanos.  Ahora, aquí está el problema.  Es claro que los embriones tienen un par de partes que, o les faltan o no funcionan en absoluto.  Una de estas es lo que se llama “autoconciencia”  que es la habilidad para entender quienes somos, lo que nos rodea, y tener un seguimiento de nuestras vidas día a día.  La otra ‘parte’ es simplemente la actividad de ondas cerebrales.  Ahora, el argumento puede basarse en que, puesto que los embriones no tienen funcionando estas dos partes, simplemente no son humanos.  Comencemos por ver el hecho de la ‘autoconciencia’  Esto es descrito a menudo como una cuestión de ‘intelecto.’  Miren, el argumento es que el ser una persona está determinado en gran parte por tu intelecto, o tu habilidad para razonar respecto a lo que te rodea.  Bien, los embriones no son los únicos miembros de nuestra familia humana que tienen una parte faltante o sin funcionar en esta área. ¿No tiene cualquiera de ustedes un abuelo de edad avanzada?  Bueno, reconocen que cuando envejecemos, a menudo regresamos a niveles intelectuales de nuestra etapa embrionaria.  De hecho si pudiéramos registrar la autoconciencia en una curva de campana, veríamos que llegaríamos a la cúspide en nuestros años adultos, y luego regresamos a niveles infantiles mientras nos hacemos muy, muy viejos.  Así que, ¿las personas de edad son menos humanas que la gente con sus plenas facultades? ¿Son aún humanos los bisabuelos en sus meses finales? ¿Todavía son personas?  ¡Desde luego que lo son!  Mi abuelo tiene ahora una increíble pérdida memoria a corto plazo.  Él ni siquiera puede recordar lo que sucedió hace tan solo unas horas.  De muchas maneras, su ‘auto conciencia’ se está desvaneciendo.  Pero estoy convencido de que aún sigue siendo una persona.  ¿Alguno de ustedes ha visto la película “Como si fuera la primera vez”?  En esta película, el personaje principal tiene una pérdida memoria en un término increíblemente corto, como resultado de un accidente automovilístico sufrido tiempo atrás.  Ella tiene que comenzar todo de nuevo cada día y no puede recordar para nada lo pasado.  Definitivamente a ella le falta “una parte.”  Pero ¡por supuesto, ella sigue siendo una persona humana!

Muy bien, veamos ahora el asunto de la actividad de ondas cerebrales. ¿Qué sucede si perdemos esta ‘parte’ tan importante?  ¿Seguimos siendo humanos?  ¿Seguimos siendo personas?  Bueno, muchos científicos argumentarían que no eres humano hasta que tienes actividad de ondas cerebrales, pero si conoces a alguien así, ¡seguramente no querrás dormir cerca de ellos!  Cuando dormimos, la actividad de nuestras ondas cerebrales cambia dramáticamente y a menudo está ausente de muchas maneras.  Así que ¿solo somos humanos cuando estamos despiertos?  ¡Desde luego que no!  La actividad de las ondas cerebrales de una persona dormida, es muy similar a la actividad de ondas cerebrales de un nonato.  No negarás la humanidad de alguien que duerme, así que ¿por qué esta gente quiere negarle a un bebé nonato el derecho a ser una persona?

¿El Ser una Persona se Basa en la Funcionalidad? Ahora, examinemos otra forma frecuente en que los científicos quieren definir lo que es una persona.  Muchos aducirán que el nonato no es una persona ¡porque no puede funcionar completa o apropiadamente!  ¡Señalan que la funcionalidad es lo que nos hace humanos!  Pero, comparemos a un par de infantes.  Veamos a una vaca bebé.  Esta pequeña criatura relativamente tiene un alto nivel de funcionalidad desde muy temprana edad.  Dentro de los minutos seguidos a su nacimiento, es capaz de caminar, interactuar con otros, encontrar su propia fuente de alimento y ¡experimentar el mundo de una forma plena y rica!   Ahora, un infante humano es una cosa totalmente diferente.  El infante humano es totalmente dependiente, no puede funcionar para nada por sí mismo, y no tiene idea de lo que está sucediendo.  Entonces, ¿cuál de estas dos criaturas pertenece al establo?  Es claro reconocer que la funcionalidad no tiene nada que ver con lo humano.  Nosotros no determinamos tu humanidad basados en tu “funcionalidad actual” sino en tu “inherente habilidad funcional”  A muchos años de hoy, la ternera seguirá siendo solo una vaca, a pesar de su aparente ventajoso inicio de la infancia.  Pero, en años futuros, ¡el infante será un granjero!  ¿Y qué hay de la gente que cae en coma?  ¿Pierdes tu humanidad tan pronto como tus ondas cerebrales decaen?  Bien, hay mucha gente que se recobra del coma.  No los matamos tan pronto como vemos que la actividad de sus ondas cerebrales decrecen, porque pensemos que ¡ya no son humanos! Pero eso establece un hecho importante.  Muchos dirán que está bien ‘desconectar’ a quienes están en comas irreversibles.  Ellos creen que la vida ya ha terminado. Y muchos cristianos también creen esto.  De hecho, muchas leyes estatales reconocen el hecho de que la vida  termina cuando ya no hay ‘signos vitales.’   Cuando alguien está en un coma irreversible, y es incapaz de respirar por sí mismo y no tiene actividad de ondas cerebrales, muchos estarían de acuerdo en que esta persona ya está muerta.  Pero aún si tu concuerdas con esto, hay una enorme diferencia entre la persona en un coma irreversible y el bebé no nacido.   La persona en coma irreversible está en una posición que podríamos llamar de “ya no.”  En cierto momento, podemos determinar que su habilidad para sostenerse por sí misma JAMÁS regresará.  Pero el nonato no está en la posición de “ya no.”  El nonato está en la posición de “aún no.”  Veamos; si vas a tu refrigerador por un plátano, y descubres que los únicos plátanos que hay están terriblemente verdes,  tú no te los comes, pero tampoco los tiras a la basura.  Tú ESPERAS, porque estas cosas verdes ¡AÚN NO están maduras!  Por otra parte, si vas al refrigerador y descubres que los únicos plátanos que hay están viejos y negros, no te los vas a comer, sino que los tiras.  Los verdes ‘aún no’ están y los negros ‘ya no’ están.  ¡Tú guardas unos y esperas, y tiras los otros!

¿El Ser una Persona se Basa en la Forma o el Desarrollo? Bien, ahora veamos una de las últimas formas en que muchos científicos e ingenieros en genética determinan lo que es una persona.  Mucha de esta gente no aduciría que el ser o no persona está determinado por la forma.  Se que eso suena a locura, pero Mary Tyler Moor una vez apareció frente al Congreso y argumentó que la investigación con células madre debía hacerse con embriones porque ellos ¡ni siquiera se veían como humanos!  Dijo que ¡parecían más peces que humanos!  Esta clase de lógica arguye que ¡tenemos el derecho de hacer lo que deseemos con esas ‘cosas’ que no se parecen a nosotros!  Bueno, ya saben a dónde puede conducirlos esa clase de pensamiento.  Después de todo, ya lo hemos visto antes.  Hitler deseaba un mundo en el que todos nosotros nos viéramos iguales, tuviéramos el mismo material genético y existiéramos sin la intolerable diversidad o falta de funcionalidad.  Como ven, cuando creemos que el embrión puede ser tratado diferente porque se ve diferente a nosotros, comenzamos a ir por el mismo camino que justifica el racismo y el prejuicio.  Así, nos encontramos con el problema de pensar que una forma de desarrollo humano es menos humano que en otra etapa del desarrollo.  A veces nos confundimos aquí.  Mientras que un bebé humano ciertamente se ve diferente a un adulto humano, ¡ambos son humanos!  Nos confundimos por percepciones comunes que nos han enseñado en la naturaleza.  Por ejemplo, vemos una oruga y decimos que es una criatura diferente a una mariposa.  Desde luego que la realidad es que ambas son uno y lo mismo.  Las orugas son mariposas que están en la infancia. ¿Quieren una prueba de esto?  Bien, imaginen que alguien les dice que ha desarrollado un insecticida especial que matará solo a las orugas.  Él decide usarla y dice que matará a cada oruga del mundo entero.  Pero les dice que no se preocupen, porque no dañará a ninguna de las mariposas.  Bueno, ya saben que si él mata a todas las orugas, él también matará a todas las mariposas. ¿Por qué?  ¡Porque las orugas SON mariposas! Ahora, a pesar de todo su argumento de que los embriones no son personas o humanos, aún los científicos se conducen como si  supieran que los embriones son tan humanos como el resto de nosotros.  Científicos de la Universidad de Edimburgo ciertamente están abortando del útero a  fetos femeninos de 10 semanas de edad, ¡para abrir sus ovarios y obtener óvulos, que  posteriormente implantarán en mujeres que son infértiles!  ¿Se dan cuenta de lo que están haciendo aquí?  Están imponiendo MATERINIDAD en embriones a quienes han negado el derecho de ser PERSONAS.  A pesar de lo que ellos digan, estos científicos se están comportando como si ellos entendieran que ¡estos embriones son de hecho seres humanos, poseyendo la habilidad de reproducirse en más humanos!  Ojala nuestra sociedad esté comenzando a entender esta realidad.  Hace muchos años, el presidente Bush firmó un proyecto de ley que dice que si una mujer embarazada es víctima de un homicidio, y si su hijo nonato también muere, el asesino es responsable de dos homicidios.  Por definición, un homicidio es la muerte de un ser humano, así que esta ley establece el hecho de que ¡el nonato es humano!  Esperamos que ahora estemos yendo en la dirección correcta.

Tipos de Ingeniería Genética Ahora vamos a ver las varias formas en las que nosotros, como humanos, deseamos involucrarnos tanto en el acto de la creación como en el de una formación correctiva.   ¡Nosotros, como humanos queremos participar en el elemento fundamental de la humanidad!  Cuando hablamos de la ingeniería genética de hoy, vamos a enfocarnos rápidamente en tres grandes áreas de la investigación y la ciencia que parecen abarcar casi todo.  Hoy vamos a enfocarnos en la Inseminación Artificial, la Clonación e Investigación con Células Madre Embrionarias.  Ahora, el tema fundamental que vamos a examinar aquí no es tanto el que la humanidad haya entrado ahora en el negocio de la CREACIÓN de la vida, aunque hablaremos de eso seguramente.  Sino que, creo que lo que más molesta a Dios, no es el hecho de cómo se inicia la vida, sino la forma tan descuidada en que nosotros, los humanos, ponemos FIN a la vida.

1Inseminación Artificial.Comencemos con la inseminación artificial.  La mayoría de nosotros piensa en esto como bebés ‘de probeta.’   Pero el proceso es realmente simple.  El óvulo humano es aislado en el laboratorio e inyectado con un esperma, causando el cambio ontológico del que hablamos con anterioridad.  Esta nueva forma de vida, la embrionaria o el cigoto, es entonces colocado en el útero de la madre, donde continúa creciendo.

Aquí hay un gran problema.  No es raro que una pareja haga esto con un número de óvulos y luego los congele o se implanten varios de ellos en el útero.  Luego, si uno o más se desarrollan satisfactoriamente, se les permite crecer, mientras que los embriones ‘extra’ son abortados o desechados.  ¿Pueden ver el problema?  ¡Aquí estamos matando humanos!  En teoría, es posible crear solo el número exacto de embriones que se utilizarán, pero en la práctica,  éste es rara vez el caso. Muchas embriones ‘sobrantes’  son destruidos en el proceso, y esto es matar humanos.

2 Clonación. El área más ampliamente reconocida de la ingeniería humana actual, parece ser la práctica de ‘clonar.’  En este proceso, se obtiene un óvulo femenino sin fecundar y se extrae su material genético, para inyectar en éste, el material genético del paciente y luego el óvulo es estimulado.  Éste crece entonces, para convertirse en un duplicado genético exacto del paciente.

Ahora, aquí hay muchos puntos que necesitan ser examinados.  Hasta ahora, todos los clones han demostrado alguna forma de desviación o deterioro que los hace falibles.  Adicionalmente, a menudo los científicos crean muchas pruebas con embriones como parte del proceso, mismos que son desechados posteriormente.  Finalmente, el proceso de clonación es usado con más frecuencia en investigación que está diseñada para matar al embrión resultante.  Hablaremos sobre esto en un minuto.

3 Investigación con Células Madre Embrionarias. Los científicos han descubierto algo muy poderoso llamado “Células madre”  Éstas son células primitivas, altamente especializadas que aún no han tomado su forma definitiva.  Son de rápido crecimiento y son capaces de desarrollarse en cualquier clase de tejido del cuerpo.  Si estas células madre pueden ser obtenidas, pueden ser transformadas en tejido para ayudar a curar una variedad de enfermedades donde se necesita tejido sano que reemplace al tejido enfermo.  Los científicos también han observado que los embriones tienen abundancia de esta clase de células madre.  Así que por esta razón ellos están cosechando embriones a fin de extraer las células madre.  El problema es que los embriones tienen que matarse para poder extraerles estas células.

Así que ¿de dónde consiguen estos embriones los científicos?  Los consiguen de laboratorios de fertilidad donde la inseminación artificial ha creado los embriones, o ellos crean embriones a través de proceso de clonación “terapéutica.”  En cualquier caso, la vida es creada con el expreso propósito de matarla para hacer investigación, y ¡es ahí donde reside el problema!

4 Investigación de Células Madre Adultas. Todo el tiempo, estos científicos han estado ignorando una creciente área de investigación de células madre que promete grandes resultados sin tener que matar a nadie.  Esta nueva frontera en la ingeniería genética es la investigación detrás de las “Células Madre Adultas.”  Las Células Madre Adultas ¡están siendo usadas para llevar a cabo grandes cosas!

  • Células Madre Adultas de Médula Ósea Las Células Madre Adultas de Médula Ósea están siendo usadas para tratar enfermedades de la sangre.
  • Células Madre Adultas de Córnea Las Células Madre Adultas de Córnea están siendo usadas para curar la córnea y enfermedades de los ojos.
  • Células Madre Adultas Pancreáticas Y las Células Madre Adultas Pancreáticas están siendo usadas para tratar enfermedades del hígado. En todos estos casos, se ha visto que las Células Madre Adultas son más efectivas que las Células Madre Embrionarias y ellas ¡no incluyen la muerte de embriones!

Lo Que Dios Dice Dios quiere recordarnos quienes somos y quién es Él.  Pero a lo largo del camino, hemos llegado a estar cada vez más cómodos con nuestro papel, no solo como creación de Dios, sino como creadores de vida.  ¿Por qué sucede esto?  ¿Qué es lo que nos motiva?

1 Orgullo (Saber lo Que Sabe Dios) Creo que somos motivados por dos cosas.  Primero, creo que somos motivados por EL ORGULLO.  Desde el principio de los tiempos, siempre hemos querido saber lo que Dios sabe:

Génesis 3:4-5“Entonces la serpiente dijo a la mujer: No moriréis; sino que sabe Dios que el día que comáis de él, serán abiertos vuestros ojos, y seréis como Dios, sabiendo el bien y el mal.”

2 Orgullo (Hacer lo Que Hace Dios) Además de esto, también hemos tenido un ancestral  deseo de hacer lo que Dios hace.  Cuando creamos vida, con seguridad estamos jugando a ser Dios, y en nuestro orgullo, ¡queremos vernos a nosotros mismos, como capaces de hacer cualquier cosa!  ¡Es por ello que Dios detuvo a la gente en Babel!

Génesis 11:5-7“Y descendió Jehová para ver la ciudad y la torre que edificaban los hijos de los hombres. Y dijo Jehová: He aquí el pueblo es uno, y todos éstos tienen un solo lenguaje; y han comenzado la obra, y nada les hará desistir ahora de lo que han pensado hacer.  Ahora, pues, descendamos, y confundamos allí su lengua, para que ninguno entienda el habla de su compañero.”

3 Orgullo (Para Ser lo Que Es Dios) Pero hay más.  En nuestro orgullo, ¡también deseamos ser lo que es Dios!  Cuando actuamos como Creadores, comenzamos a actuar como si no tuviéramos necesidad de Dios para nada.  Nosotros podemos cuidar de nosotros mismos, y ¡ser los creadores y sanadores que una vez fue Dios!  Cuando hacemos eso, comenzamos a adorarnos a nosotros mismos, en lugar de al Dios que realmente nos creó.

Romanos 1:25“Ya que cambiaron la verdad de Dios por la mentira, honrando y dando culto a las criaturas antes que al Creador, el cual es bendito por los siglos.”

4 Impaciencia (Vivir Como Vive Dios) Finalmente, hay otra motivación detrás de nuestro deseo de crear y alterar la vida.  Adicionalmente a ser motivados por el orgullo, también somos motivados por la impaciencia.  Queremos vivir como Dios vive.  No queremos esperar respuestas, queremos conocerlas de inmediato.  Al igual que Dios, queremos tener el control del tiempo de nuestros embarazos y nuestras curas.  Pero solo Dios tiene esa clase de control:

Salmo 75:1-2 “Gracias te damos, oh Dios, gracias te damos, pues cercano está tu Nombre; los hombres cuentan tus maravillas. Al tiempo que señalaré Yo juzgaré rectamente.”

Si Dios Quiere Hacerlo. Pero recuerden que Dios no actúa apresuradamente solo por ser conveniente.  Si Dios quiere que llevemos a cabo algo o hagamos algo, él nos proveerá la manera de hacerlo sin tener que violar Su moralidad.  No tendremos que matar vida inocente para lograrlo, y si el matar es lo que se requiere, necesitamos entender que está fuera de la voluntad de Dios.  Nuestra vida comienza a cambiar cuando llegamos a comprender que hay un Dios, y que ¡nosotros no somos Él! Solo Dios es Dios, y solo Él debe estar en el negocio de jugar a ser Dios:

Jeremías 10:6 No hay semejante a ti, oh Jehová; grande eres tú, y grande tu Nombre en poderío.”

Piensa en esto, ¿a quién contratas tú para construir tu casa?  ¿Contratas expertos y profesionales, o estás dispuesto a utilizar gente que solo sabe un poquito de diseño y construcción?  Después de todo ¿quién quieres que construya tu carro?  ¿Confías en expertos y profesionales, o estás dispuesto a depender de gente que sabe solo un poquito sobre diseño y construcción?  Después de todo, ¿a quién empleas para construir tu torre? ¿Contratas a expertos y profesionales, o estás dispuesto a usar gente que solo sabe un poquito de diseño y construcción?  Bien, si tu solo estás dispuesto a depender de expertos y profesionales en estas áreas, ¿por qué querrías algo menos que al mejor cuando se trata de construir vidas humanas?  Comparados con Dios, aún estamos en el rango de aficionados en el campo del diseño y construcción humanas.  No creas ni por un momento que tú eres el producto de una elección al azar, y que por lo tanto somos simples accidentes que pueden ser manipulados y examinados a voluntad. Tú fuiste creado por Dios.

A pesar de nuestros mejores esfuerzos, jamás podremos hacer lo que Dios ya ha hecho.  Si tratamos de eliminar a Dios de nuestras vidas y de nuestro entendimiento de la ciencia, terminaremos con algo que nos lleve a la destrucción y que fracase para resistir la prueba del tiempo.

Salmo 127:1 “Si Jehová no edificare la casa,en vano trabajan los que la edifican;si Jehová no guardare la ciudad,en vano vela la guardia.”

Fuente: ObreroFiel.com

4 comentarios en “¿Qué dice Dios acerca de la Ingeniería Genética?

  1. Juan A Lopez

    El tema de la ingeniería genética es un tema importante en nuestro mundo actual, mientras batallamos para llegar a términos con algunos problemas morales muy difíciles. Cuando se menciona este tema, la mayoría de la gente piensa en “clonación”, pero hay mucho más que eso y los términos, aunque a veces se relacionan, no son sinónimos.

    Nuevamente resulta obvio y académico, que si otras prácticas médicas y tecnológicas, eran técnicas totalmente desconocidas y hasta inimaginables en tiempos bíblicos, la manipulación genética, que se ha practicado por miles de años de forma indirecta, pero es en nuestros días que se ha practicado de forma directa, también así lo era, por lo que resulta elemental decir que en ninguna de las traducciones de la Biblia, se encontrará jamás una referencia directa a la misma. Pero al igual que todas las cosas “nada hay nuevo debajo del sol” (Eclesiastés 1:9), por lo que también resultaría ingenuo asumir que Dios no tiene una postura ante la misma, cuando Su forma de pensar puede determinarse de otras doctrinas que proyecta Su Palabra; cosa que ya hemos discutido a la saciedad. Recordemos que es necesario entender que Dios no se desentiende de los avances de la ciencia en ningún momento, sino que por el contrario está muy atento a sus descubrimientos, y sabe muy bien cuando poner limite a ellos (Proverbios 22:12).

    También debemos recordar que el Dios que nos manifiesta Jesucristo no es alguien que defiende celosamente ciertos espacios de su poder, en los que el ser humano no puede penetrar. Él desea que su imagen “señoree” y “someta la tierra”. El hombre tiene, por tanto, la obligación de seguir investigando y descubriendo los misterios de la vida y del cosmos. El que la ciencia haya llegado a poder hurgar en los gametos y cromosomas, para luchar contra la enfermedad o vencer la infertilidad, no atenta contra el Dios de la Biblia, ni le hace sombra, sino que es el reflejo de la libertad con que se dotó al ser humano. Esto no significa que el ser humano quiera engrandecerse o creerse igual o superior a Dios. (Jeremías 10:6)

    Debemos tener presente en todo momento que al hombre se le dio dominio sobre todos los organismos de la creación, incluyendo las plantas y los animales (Génesis 1:26). Esto es, el universo de los seres creados está bajo el cuidado del ser humano. Entonces, ¿significa eso que le está permitido a la humanidad usar la manipulación de genes? Después de todo, los humanos fueron nombrados gobernadores sobre todo lo que había en la tierra. Al igual que en la clonación, no se ve por qué no se pueda usar en plantas y animales. Especialmente donde hay un beneficio para la humanidad, como menos hambre o enfermedad. Recordemos además que esta responsabilidad, conlleva la entrega de cuentas a Dios. El hombre no es la última autoridad sobre sí mismo, y por lo tanto él no está en posición de hacer decisiones sobre el valor de la vida humana. Dios es el único que puede ejercer con justicia el control soberano sobre la vida humana.

    De igual forma que con la clonación, mientras que hay aspectos de la manipulación de genes que parecieran beneficiosos, la raza humana no tiene control sobre el rumbo que pudiera tomar esta tecnología. De ahí que es tonto asumir que sólo las buenas intenciones intervendrán en la utilización de ella. Por otro lado, una reacción de la que se debe huir, por simplona y poco fructífera, es la de creer que, al manipular las fuentes de la vida, la ciencia está violentando un espacio sagrado que sólo le pertenece al Creador.
    Comparados con Dios, somos aficionados en el campo del diseño y construcción humana. Nadie es el producto de una elección al azar, y por lo tanto simples accidentes que pueden ser manipulados y examinados a voluntad. Somos creados por Dios. Jesús preguntó a sus discípulos acerca del valor de la vida humana: “¿O que recompensa dará el hombre por su alma?” (Marcos 8:37; RVR1960). No existe nada tan valioso como la vida humana. También agregó que valemos mucho más que los pajarillos (Mateo 10:31). Exaltar al hombre al nivel de Dios o denigrarlo al nivel de un organismo protozoario no es bíblico.

    Siempre tenemos que tener presente también que esto no significa que todo lo que se hace en nombre de la ciencia sea éticamente correcto. Como ya se ha proyectado en otras ocasiones, la libertad puede usarse para el bien o para el mal y, por desgracia, la historia del siglo 20 se encarga de recordarnos que en demasiadas ocasiones se ha usado para el mal. De ahí que los nuevos avances médicos supongan un serio reto a la responsabilidad del ser humano. El científico actual debería hacer suya la antigua oración del joven Salomón que le pedía a Dios sabiduría para gobernar justamente a su pueblo. (1ra Reyes 3:7-14)

    Por muchos años la manipulación genética se ha empleado en la cría de animales y en las cosechas. Dios le dio al hombre dominio sobre esas criaturas y le permite que las use para alimento, ropa, etc. (Génesis 1:28; 3:21; 9:2-4). La Ley mosaica prohibía cruzar animales de dos especies, pero no limitó de otro modo lo que el hombre podía hacer para regular la reproducción animal. (Levítico 19:19) Así es que, algunos cristianos han pensado que las Escrituras no prohíben la manipulación genética de los animales o las plantas.

    Tampoco podemos perder de vista que el libro de Génesis nos relata la condición del mundo en tiempos de Noé (Génesis 6:1-7). ¿Acelerarán los avances de la humanidad como la clonación o la ingeniería genética la destrucción de la raza humana como lo aceleró la creación de los Nephilim? (Lucas 17:26) Vivimos en una época maravillosa, pero aterradora. La ciencia, en su verdadera forma nos ha traído cosas maravillosas. Las enfermedades que una vez diezmaban sociedades enteras han sido domesticadas y en algunos casos han sido erradicadas. Las comodidades modernas han hecho que nuestra vida sea más fácil de vivir y han simplificado nuestras tareas. La Información, que hace un par de siglos atrás tardaba varias semanas en acceder a la gente que vivía lejos, ahora hoy en día son accesibles en cuestión de segundos. En tan sólo el intervalo de un siglo, la esperanza de vida humana en los países desarrollados se ha duplicado.

    Aunque por otro lado, hay muchas cosas aterradoras que nuestros antepasados nunca soñaron tomar en cuenta. La humanidad ha desarrollado armas que pueden destruir el mundo entero varias veces. Algunas enfermedades han desarrollado tolerancia a los medicamentos, los cuales se hicieron para prevenirlos o curarlos. Cada año son incontables los miles de muertos por las máquinas que han hecho nuestra vida fácil como aviones caen, accidentes automovilísticos y el aire está contaminado por las emisiones de los motores de combustión. Y aunque la vida tiende a ser más larga, muchos de los que viven una edad avanzada sufren muertes largas, consumiéndose en alberges para ancianos u otros lugares. Para muchos, una larga vida es una maldición, ya que tienen que vivir con enfermedades debilitantes como la artritis, trastornos neurológicos y con un corazón defectuoso.

    Es importante hacer una lectura de este tema a la luz de la Palabra de Dios. Los cristianos no estamos en desacuerdo en que el ser humano preserve la creación y mejor aún trate de dar a través de estas técnicas solución al hambre y la desnutrición, pero es conveniente poner y franquear la barrera de la bioética, debiendo como cristianos ser los primeros llamados en urgir a los gobiernos y autoridades una regulación internacional para evitar que este conocimiento científico perjudique la creación de Dios. Siempre tenemos que tener presente que “Si Jehová no edificare la casa, en vano trabajan los que la edifican; si Jehová no guardare la ciudad, en vano vela la guardia.” (Salmos 127:1, RVR1960)

    No es cuestión de oponerse por oponerse a la biotecnología siempre que ésta se haga en ambientes confinados, controlados, sin interacción abierta con el medio ambiente. Nada puede ser utilizado como justificación para convertir el medio ambiente en un gigantesco experimento con intereses comerciales, que incluso podrían llevar a manipular genéticamente animales y hasta seres humanos, para “crear” una raza perfecta.

  2. Omar Loya

    Hola, excelente artículo. Yo soy católico, y voy a entrar a la universidad a estudiar Biotecnología, pero no estoy de acuerdo en la clonación y el aborto de embriones. ¿Qué puedo hacer si dentro de mis estudios es parte esto?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s