El Evangelio de la Avaricia


Lo primero que debemos saber de este estudio es que, no queremos abordar sobre el tema de la mayordomía, sino analizar bíblicamente sobre la prosperidad, y el dar a Dios. Principalmente en estos días en que los predicadores de la falsa prosperidad pululan entre nosotros.

I.“Que atractiva que es…”

Una de las áreas donde hay mas predicaciones y enseñanzas que es contraria a la Biblia, es en lo referente al dinero, casi por sentido común podemos ver que hay una razón muy “lógica”, es que resulta muy atractiva a los oyentes, porque es una enseñanza que “promete” dinero y prosperidad.

Ya está comprobado que a la gente le gusta escuchar acerca del dinero y la prosperidad, dado que, el que tiene quiere mas, y el que no tiene desea tener.

Desde la perspectiva bíblica hay dos grandes grupos de predicadores,

1°. “Los falsos”, “los traficantes de fe”, “los que quieren rematar a Cristo al mejor postor”, “los que han adquirido el ‘virus’ de la prosperidad”, “los que venden a Cristo a precio de regateo”, “los que han adoptado ‘el evangelio de la prosperidad’”, “los que te “ungen con aceite de serpientes”.

2°. Los que están desviados por desconocer la Biblia, son los equivocados con sinceridad, y que necesitan urgentemente estudiar la Biblia, ellos aman al Señor pero están desviados de la verdad. Deberán volverse con celeridad y prontitud a las Escrituras y arrepentirse de su desviación. Mt. 22:29 – Entonces respondiendo Jesús, les dijo: Erráis, ignorando las Escrituras y el poder de Dios.

II. Miremos el Griego.

Observemos algunas palabras en el griego koiné.

Prosperidad: Verbos

1. euodoo, ayudar en el camino de uno (eu, bien; jodos, camino o viaje). Se utiliza en la voz pasiva con el significado de tener un viaje próspero (Ro. 1.20: «tenga … un próspero viaje»; RV: «haya de tener … próspero viaje»); metafóricamente, prosperar, ser prosperado (1 Co. 16.2: «según haya prosperado»; RV traduce libremente «por la bondad de Dios pudiere»; VM coincide con RVR; literalmente, «en todo lo que pueda ser prosperado», esto es, en cosas materiales); donde el tiempo continuo sugiere las sucesivas circunstancias de variante prosperidad, al ir pasando semana tras semana; en 3 Jn 2: «seas prosperado» y «prospera» (RV: «seas prosperado» y «está en prosperidad»), de prosperidad física y salud espiritual.

2. euporeo, literalmente viajar bien (eu, bien; poreo, viajar), y luego prosperar. Se traduce «conforme a lo que tenían», en Hch. 11.29, lit., «según alguien prosperaba».

III. ¿Que dice la Biblia? (siempre tenemos que ir a la Palabra de Dios)

Debemos de comenzar con algunos pasajes muy significativos, observemos: Mateo, capítulo 6 versículos del 1 al 4 Mt. 6:1-4Guardaos de hacer vuestra justicia delante de los hombres, para ser vistos de ellos; de otra manera no tendréis recompensa de vuestro Padre que está en los cielos. Cuando, pues, des limosna, no hagas tocar trompeta delante de ti, como hacen los hipócritas en las sinagogas y en las calles, para ser alabados por los hombres; de cierto os digo que ya tienen su recompensa. Mas cuando tú des limosna, no sepa tu izquierda lo que hace tu derecha, para que sea tu limosna en secreto; y tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en público“.

Son muchos los que tratan de manipular las mentes, y lo hacen torciendo la Palabra de Dios, para conseguir su dinero, ¡basta ya! de hombres inescrupulosos traficantes de fe.

Nota: Hebreos 13:5 – “sean vuestras costumbres sin avaricia, contentos con lo que tenéis ahora; porque él dijo: No te desampararé, ni te dejaré”; I Tim. 6:10 – “porque raíz de todos los males es el amor al dinero, el cual codiciando algunos, se extraviaron de la fe, y fueron traspasados de muchos dolores” y Mateo 10:7-8 – “Y yendo, predicad, diciendo: El reino de los cielos se ha acercado. Sanad enfermos, limpiad leprosos, resucitad muertos, echad fuera demonios; de gracia recibisteis, dad de gracia” VRV. “Cuando vayan, anuncien este mensaje: “El reino de Dios muy pronto estará aquí”. “Sanen también a los enfermos. Devuélvanles la vida a los muertos. Sanen a los leprosos, y expulsen demonios de la gente. ¡No cobren nada por hacerlo, pues el poder que Dios les dio a ustedes no les costó nada!” VBLS.

“Los Pactos” ¡Cuidado! con los “pactos” con Dios, de dar el dinero para que El haga algo en mi vida, en mi familia, o en la sociedad. La Biblia no dice que tenemos que hacer pactos con el dinero, ni con nada, sino que el creyente tiene que dar como propuso en su corazón, así esta escrito en II Co. 9:7 – “Cada uno dé como propuso en su corazón: no con tristeza, ni por necesidad, porque Dios ama al dador alegre“.

Los pactos no existen, es un hermoso invento de hombres amadores de si mismos, cuidado con pactar y menos aún a comprometerse a dar de lo que uno no tiene. Observemos muy bien el pasaje de la carta a los Corintios, como bien aclara Pablo en II Corintios 8:11-12 – “Ahora, pues, llevad también a cabo el hacerlo, para que como estuvisteis prontos a querer, así también lo estéis en cumplir conforme a lo que tengáis. Porque si primero hay la voluntad dispuesta, será acepta según lo que uno tiene, no según lo que no tiene. Porque no digo esto para que haya para otros holgura, y para vosotros estrechez”.

Cuando en una ocasión, el apóstol Pedro pidió “algo extra” por estar sirviendo al Señor, la respuesta de Cristo fue muy contundente, y con una parábola muy vívida, Veamos en Mt. 20:1-16 – “Porque el reino de los cielos es semejante a un hombre, padre de familia, que salió por la mañana a contratar obreros para su viña. Y habiendo convenido con los obreros en un denario al día, los envió a su viña. Saliendo cerca de la hora tercera del día, vio a otros que estaban en la plaza desocupados; y les dijo: Id también vosotros a mi viña, y os daré lo que sea justo. Y ellos fueron. Salió otra vez cerca de las horas sexta y novena, e hizo lo mismo. Y saliendo cerca de la hora undécima, halló a otros que estaban desocupados; y les dijo: ¿Por qué estáis aquí todo el día desocupados? Le dijeron: Porque nadie nos ha contratado. El les dijo: Id también vosotros a la viña, y recibiréis lo que sea justo. Cuando llegó la noche, el señor de la viña dijo a su mayordomo: Llama a los obreros y págales el jornal, comenzando desde los postreros hasta los primeros. Y al venir los que habían ido cerca de la hora undécima, recibieron cada uno un denario. Al venir también los primeros, pensaron que habían de recibir más; pero también ellos recibieron cada uno un denario. Y al recibirlo, murmuraban contra el padre de familia, diciendo: Estos postreros han trabajado una sola hora, y los has hecho iguales a nosotros, que hemos soportado la carga y el calor del día. El, respondiendo, dijo a uno de ellos: Amigo, no te hago agravio; ¿no conviniste conmigo en un denario? Toma lo que es tuyo, y vete; pero quiero dar a este postrero, como a ti. ¿No me es lícito hacer lo que quiero con lo mío? ¿O tienes tú envidia, porque yo soy bueno? Así, los primeros serán postreros, y los postreros, primeros; porque muchos son llamados, mas pocos escogidos.”

La Biblia es muy clara con respecto a nuestras motivaciones, no debemos vivir con una mente codiciosa. Pablo escribió algo acerca de esto en I Ti. 6:3-5…si alguno enseña otra cosa, y no se conforma a las sanas palabras de nuestro Señor Jesucristo, y a la doctrina que es conforme a la piedad,está envanecido, nada sabe, y delira acerca de cuestiones y contiendas de palabras, de las cuales nacen envidias, pleitos, blasfemias, malas sospechas, disputas necias de hombres corruptos de entendimiento y privados de la verdad, que toman la piedad como fuente de ganancia; apártate de los tales“.

IV. Tergiversan la Palabra de Dios.

Cuidado porque estos “predicadores” toman versículos sueltos fuera del contexto para defender sus posturas lucrativas.

Un ejemplo de un versículo tergiversado Deuteronomio. 28:12 – “Te abrirá Jehová su buen tesoro, el cielo, para enviar la lluvia a tu tierra en su tiempo, y para bendecir toda obra de tus manos. Y prestarás a muchas naciones, y tú no pedirás prestado.” (aca debemos ver ¡… la ley de la Hermenéutica!) Tenemos que mirar el contexto en los vss. 1, 2 – “Acontecerá que si oyeres atentamente la voz de Jehová tu Dios, para guardar y poner por obra todos sus mandamientos que yo te prescribo hoy, también Jehová tu Dios te exaltará sobre todas las naciones de la tierra. Y vendrán sobre ti todas estas bendiciones, y te alcanzarán, si oyeres la voz de Jehová tu Dios. “; 13, 14 – “Te pondrá Jehová por cabeza, y no por cola; y estarás encima solamente, y no estarás debajo, si obedecieres los mandamientos de Jehová tu Dios, que yo te ordeno hoy, para que los guardes y cumplas, y si no te apartares de todas las palabras que yo te mando hoy, ni a diestra ni a siniestra, para ir tras dioses ajenos y servirles.“; y el 45 – “Y vendrán sobre ti todas estas maldiciones, y te perseguirán, y te alcanzarán hasta que perezcas; por cuanto no habrás atendido a la voz de Jehová tu Dios, para guardar sus mandamientos y sus estatutos, que él te mandó; y serán en ti por señal y por maravilla, y en tu descendencia para siempre“.

Mucho cuidado, porque no podemos motivar a la gente que de sus ofrendas, para que puedan obtener lo que ellos quieran. Es verdad que Dios quiere prosperarnos, así lo dice la Biblia, Dios quiere prosperar a sus hijos y que estos “abunden para toda buena obra”. 2ª Co. 9:8 – “Y poderoso es Dios para hacer que abunde en vosotros toda gracia, a fin de que, teniendo siempre en todas las cosas todo lo suficiente, abundéis para toda buena obra” pero toda buena obra no solo es dar o recibir, es también vivir una vida consecuente con su palabra, con amor, santidad, fe, y todas las características del fruto del Espíritu. 3 de Juan 2 – “Amado, yo deseo que tú seas prosperado en todas las cosas, y que tengas salud, así como prospera tu alma“.

No podemos evitar que cuando nosotros damos a Dios, otros nos den como resultado y bendición que viene de la ley de dar con un corazón agradecido. Lc. 6:37.

Pero cuidado no debemos dar para esperar que nos llegue el dinero de arriba. II Cor. 8:7 – “Por tanto, como en todo abundáis, en fe, en palabra, en ciencia, en toda solicitud, y en vuestro amor para con nosotros, abundad también en esta gracia“.

Damos por amor, por gratitud y no como “depositando a plazo fijo”.

No solamente Jesús habló acerca de dar de corazón sin esperar recibir, sino también el apóstol Pablo en Filipenses 4:10-13 – “En gran manera me gocé en el Señor de que ya al fin habéis revivido vuestro cuidado de mí; de lo cual también estabais solícitos, pero os faltaba la oportunidad. No lo digo porque tenga escasez, pues he aprendido a contentarme, cualquiera que sea mi situación. Sé vivir humildemente, y sé tener abundancia; en todo y por todo estoy enseñado, así para estar saciado como para tener hambre, así para tener abundancia como para padecer necesidad. Todo lo puedo en Cristo que me fortalece”, nos deja bien en claro como debe ser nuestra actitud a seguir en caso que no llegue el dinero que nosotros precisamos. Muchos te entusiasman a dar para que puedas vivir en opulencia y prosperidad, y cuando esto no acontece, entonces se desaniman y se frustran, tomando una actitud de resentimiento con Nuestro buen Dios.

Con todo esto no estamos diciendo que Dios no nos quiera bendecir, no para nada, Dios es el mas interesado en que nosotros podamos crecer y prosperar, pero directamente proporcional como prospera nuestra alma, y no esa “prosperidad” que nos quieren vender al mejor postor. Lo Primero que quiere Dios es que le obedezcamos y vivamos una vida consecuente con su Palabra y las demás cosas (plata, comida, ropa, posición social, confort, etc.) vendrán por añadidura.

Miremos otros buenos pasajes de la Palabra de Dios. No olvidar que todo era de corazón y no por “manipulación” Ex. 35.4-9Y habló Moisés a toda la congregación de los hijos de Israel, diciendo: Esto es lo que Jehová ha mandado: Tomad de entre vosotros ofrenda para Jehová; todo generoso de corazón la traerá a Jehová; oro, plata, bronce, azul, púrpura, carmesí, lino fino, pelo de cabras, pieles de carneros teñidas de rojo, pieles de tejones, madera de acacia, aceite para el alumbrado, especias para el aceite de la unción y para el incienso aromático, y piedras de ónice y piedras de engaste para el efod y para el pectoral.” todo generoso de corazón… traerá a Jehová; Ex. 35.20-29 – “Y salió toda la congregación de los hijos de Israel de delante de Moisés. Y vino todo varón a quien su corazón estimuló, y todo aquel a quien su espíritu le dio voluntad, con ofrenda a Jehová para la obra del tabernáculo de reunión y para toda su obra, y para las sagradas vestiduras. Vinieron así hombres como mujeres, todos los voluntarios de corazón, y trajeron cadenas y zarcillos, anillos y brazaletes y toda clase de joyas de oro; y todos presentaban ofrenda de oro a Jehová. Todo hombre que tenía azul, púrpura, carmesí, lino fino, pelo de cabras, pieles de carneros teñidas de rojo, o pieles de tejones, lo traía. Todo el que ofrecía ofrenda de plata o de bronce traía a Jehová la ofrenda; y todo el que tenía madera de acacia la traía para toda la obra del servicio. Además todas las mujeres sabias de corazón hilaban con sus manos, y traían lo que habían hilado: azul, púrpura, carmesí o lino fino. Y todas las mujeres cuyo corazón las impulsó en sabiduría hilaron pelo de cabra. Los príncipes trajeron piedras de ónice, y las piedras de los engastes para el efod y el pectoral, y las especias aromáticas, y el aceite para el alumbrado, y para el aceite de la unción, y para el incienso aromático. De los hijos de Israel, así hombres como mujeres, todos los que tuvieron corazón voluntario para traer para toda la obra, que Jehová había mandado por medio de Moisés que hiciesen, trajeron ofrenda voluntaria a Jehová.” “trajeron ofrenda voluntaria a Jehová“; I Co. 4:1,11-14 – “Así, pues, téngannos los hombres por servidores de Cristo, y administradores de los misterios de Dios. Hasta esta hora padecemos hambre, tenemos sed, estamos desnudos, somos abofeteados, y no tenemos morada fija. Nos fatigamos trabajando con nuestras propias manos; nos maldicen, y bendecimos; padecemos persecución, y la soportamos. Nos difaman, y rogamos; hemos venido a ser hasta ahora como la escoria del mundo, el desecho de todos. No escribo esto para avergonzaros, sino para amonestaros como a hijos míos amados” y Ro. 1:10 – “rogando que de alguna manera tenga al fin, por la voluntad de Dios, un próspero viaje para ir a vosotros“.

Fuente: HectorLeites.com Usado con permiso.

Anuncios

2 comentarios en “El Evangelio de la Avaricia

  1. Elias

    Muy hermoso su mensaje mi Hermano,, ojala y lo puedan saborear ese tip de Pastores, que si abundan y corrompen el Evangelio de Jesus..
    Dios lo bendiga hoy y siempre

    1. Muchas gracias por sus palabras mi estimado Elías. No sé si ellos lo podrán entender, lo importante es que el pueblo de Dios lo comprenda y busque librarse de sus mentiras y falsas enseñanzas. Dios le bendiga.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s