Nicodemo frente a Jesucristo con una gracia barata o creencia facilista


Esta es una entrega más del material “Apologética del Evangelio de la Gracia”, este busca refutar la tesis planteada por el Dr. John F. MacArtur en su libro “El Evangelio según Jesucristo”.

___________________________________

Según el Libro El Evangelio según Jesús, Jesús les anunció su evangelio por lo menos a nueve individuos. Estas conversaciones individuales demuestran, según MacArthur, que Jesús no predicaba una gracia barata o una creencia facilista, en cambio Jesús demanda que los individuos dieran las espaldas al pecado y se sometieran a su señorío. ¿Es esto correcto? Examinemos lo que MacArthur dice acerca de estas conversaciones y, luego, observamos en el Nuevo Testamento estas mismas conversaciones para ver si el comentario de MacArthur es correcto.

Nicodemo

MacArthur señala que algunos toman Juan 3 como una declaración en cuanto a lo fácil que es creer en Jesucristo. Lo acusa de perder el sentido del episodio (p 38). Declara que una de las razones por las cuales Jesús utilizó la historia de la serpiente en el desierto fue para mostrarle a Nicodemo “la necesidad de arrepentimiento”. “En realidad”, escribe MacArthur, “Jesús utilizó esta ilustración en particular precisamente por el hecho de que desafiaba el fariseísmo arrogante de Nicodemo” (p. 46). Según MacArthur, Jesús le estaba diciendo a Nicodemo que necesitaba “identificarse con los israelitas rebeldes y pecadores”, reconocer su pecado y arrepentirse (p 46). El defiende que los israelitas tenían que “arrastrarse hasta donde pudiesen ver la serpiente” (p46) ¡la serpiente fue levantada para que todos las pudieran ver! La exposición de MacArthur sobre Juan 3:14 es inségesis y no exégesis. Está introduciendo un mensaje dentro del texto en lugar de estar sacando una verdad a partir del texto. El utiliza esto para insistir en que Jesús le estaba mostrando a Nicodemo la necesidad de arrepentirse. Pero la palabra arrepentimiento no aparece para nada en Juan 3. No aparece en todo el evangelio de Juan, ¡ni una sola vez! (a propósito, MacArthur declara es digno de hacer notar que Moisés no registra casos similares en clase de rebelión que trajo como resultado el juicio de ellos. Se volvieron hacia Dios con desesperación y arrepentimiento genuino. Jesús estaba demandando que Nicodemo hiciera lo mismo” (p46). La verdad es: el pueblo que en Números 21 miró a la serpiente para salvarse de la muerte debido a que había murmurado, en Números 25 cometió idolatría e inmoralidad.)

A partir del material de Juan 3, MacArthur defiende que “la fe verdadera trae como resultado la obediencia” (p. 46). Para establecer ese punto, cita Juan 3:20,21, pero no lo explica, y reclama que Juan 3:36 está diciendo que la desobediencia es incredulidad (p. 47). Luego concluye que “así, la prueba de la fe verdadera es esta: ¿produce obediencia? Si no lo hace, no es fe salvadora. La desobediencia es incredulidad. La fe verdadera obedece” (p. 47). (En el capítulo siguiente también se refiere a Hebreos 3:18,19 para argumentar que la desobediencia es equivalente a la incredulidad)

Juan 3:20 simplemente dice que la gente que practica el pecado aborrece la luz, y no viene a la luz, no sea que se hagan evidentes sus acciones. El versículo 21 dice que la gente que practica la verdad viene a la luz. ¿Cómo prueba cualquiera de estos versículos que “la fe verdadera trae como resultado la obediencia”? La manera en que MacArthur maneja estos versículos requiere que una persona tenga que practicar la verdad antes de venir a la luz, o que aquellos que creen siempre practican la verdad, por lo tanto, vienen a la luz. A partir del resto del libro, probablemente no habría peligro en asumir que lo que él quiere decir es que los que creen siempre practican la verdad y, por eso, vienen a la luz. Pero no es lo que dice Juan 3:21. No dice que todos los que creen siempre practican la verdad. Una vez más, MacArthur está leyendo dentro del texto algo que simplemente no está allí.

Juan 3:36 dice: “el que cree en el hijo tiene vida eterna; pero el que desobedece el Hijo no verá la vida, sino que la ira de Dios está sobre él”. El apóstol, está empleando un paralelismo. Está haciendo un contraste entre el creer y obedecer. Por lo tanto obedecer es creer. (Dios les ordena a los hombres que crean para ser salvos. Ver Hechos 16:31) además, obsérvese que el versículo dice: “el que desobedece no verá la vida (tiempo futuro)” la obediencia es algo que precede a la vida, es simple obediencia al mandato de creer. Juan 3:36 no dice nada en cuanto a que la fe produce obediencia. MacArthur lo observa a la inversa, este texto no está diciendo que la desobediencia es incredulidad, está enseñando que la incredulidad es desobediencia. Hebreos 3:18, 19 tampoco hace a la obediencia equivalente a la fe. Este pasaje simplemente dice que los israelitas fracasaron en obedecer a Dios porque no creyeron en él.

Si una persona no tuviese la explicación de MacArthur para confundirle, nunca llegaría a la conclusión, partiendo de Juan 3, de que la base para la vida eterna fuera cualquier otra cosa aparte de creer, u obedecer al mandato de creer. No se dice nada acerca del arrepentimiento, o de la obediencia subsiguiente a la fe. El mensaje de Juan 3 es simplemente que “de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito para que todo aquel que en él cree, so se pierda mas tenga vida eterna”. Si cualquier persona del mundo simplemente confía en Jesucristo, y en Él solo, tendrá vida eterna.

Entradas del mismo tema

Anteriores

Sistema de Salvación de MacArthur

Introducción

Siguientes

La Mujer junto al pozo

Llamamiento de Mateo

El ciego frente al Señor Jesucristo

El Joven Rico, Zaqueo, Judas y la Multitud

Las Parábolas según MacArthur

La doctrina que Jesús enseñó (parte 1)

La doctrina que Jesús enseñó (parte 2)

Anuncios

11 comentarios en “Nicodemo frente a Jesucristo con una gracia barata o creencia facilista

  1. marcos

    No comparto tu análisis entorno a el tema, a la verdad todo acto de fe en el Señor debe producir, aun en nuestra imperfección, un arrepentimiento u acción
    de obediencia en el corazon del creyente.No erra Mc arthur en cuestionar este evangelio barato y facilista del hoy…bendiciones

  2. 1 de Juan hace una propuesta voluntaria de examinarnos a nosotros mismos si estamos en la fe, no es tan complicado entender el perfil de un verdadero creyente, solo basta la honestidad frente a esta propuesta.
    bendiciones!!

  3. Gustavo Gamez

    Lo que MacArthur enseña en su libro es muy simple: La fe verdadera obedese, obviamente no todo el tiempo ni perfectamente, tal cosa es utópica, como Macarthur dice en sus predicaciones, “la vida cristiana no es perfección, es dirección”. Si alguien es un verdadero creyente, tendrá una nuevo camino, con muchas imperfección, pero con una notable nueva dirección. Un pecador es salvado cuando verdaderamente se arrepiente (cambio de mente debe interpretarce como cambio de todo su ser, puesto que es intercambiable con corazón) y cree el evangelio, y la fe bíblica, es una fe viva, obediente (imperfectamente) que se somete a la persona de Jesucristo, su Salvador y Señor! Si alguien tiene desacuerdo con el Evangelio tan excelentemente bien presentado por John MacArthur, realmente no tiene problemas intelectuales, tiene algo peor, un problema en su corazón, un problema con la autoridad de las Escrituras, y por lo tanto un problema en su teología! Reconosco que es muy dificil que alguien deje de creer sus convicciones aunque este tan equivocado, puesto que somos tan orgullosos y nos cuesta tanto dejar nuestros ídolos. Igualmente esto no nos excusa, tenemos la obligación de ser fiel a Dios primero y su Santa Palabra tan claramente escrita para gente del vulgo como nosotros!

    pd. Recomiendo leer a grandes autores clásicos como Lutero, Calvino, Los puritanos, Jonathan Edwards, Charles Spuergeon, AW Tozer, Martyn Lloyd-Jones, John Stott, JI Packer, y actuales como RC Sproul, John Piper, DA Carson, .y ciento de autores más, que a pesar de sus diferencias, todos predicaban y siguen predicando el mismo evangelio de la gracia, pero no barata como diría dietrich bonhoeffer! Concluyo este pequeño comentario con una de las mejores frases que John MacArthur dijo en su libro: “La Salvación es gratis, pero te cuesta todo”.

  4. La fe produce vida eterna, ¿que es la vida eterna? Es conocer a Dios y a su hijo Jesucristo, pero Jesús dijo claramente “Nunca os conocí, alejaos de mí hacedores de maldad”, es decir el que vive haciendo mal nunca ha conocido a Dios, el que ha conocido a Dios tiene vida eterna y dicha vida de la aleja de la muerte, el pecado produce muerte… Santificación produce el Espíritu Santo y vida

    Bendicioness

  5. David

    Me parece interesante que en la Biblia de estudio MacArthur, el comentario que se hace a Jn. 3:14, se índica que la descripción de la serpiente descrita en Nm. 21, es una “analogía” de como Cristo será levantado en la cruz y representa la salvación, para los israelitas fisicamente, y para los que ven a la cruz, espiritualmente, pero no hace referencia a “arrepentimiento”. Porqué habrá divergencia con lo que MacArthur escribió en su libro?

  6. La creencia facilista no proviene ni del dispensacionalismo, ni tanpoco de Chafer, sino de la popularización de Charles Finney, y un sinfin de otros predicadores pr-fineistas, y post-fineistas (ej; B Graham, Sunday etc) …seria bueno una investigacion en este aspecto, para no basar su impronta en un libro, sino en la historia de lo que denuncia.

    1. estimada Gloria Carvajal, gracias por sus comentarios, es nuestro propósito ser un medio para compartir de la Palabra de Dios y la sana doctrina. Muchas gracias por visitar el blog, recomiéndelo. Dios le bendiga.

  7. Israel

    Dejeme decirle que la respuesta a esto se encuentra en Santiago 2, donde dice que la fe sin obras es muerta, es decir, que la verdadera fe se manifiesta con obras (una vida transformada, arrepentimiento) ¿cómo puedo decir que creo en lo que Cristo hizo por mí en la cruz, y que lo amo por esto, si en realidad vivo desobedeciéndole, demostrando de esta manera que en realidad le odio? La fe sin obras es muerta, la fe sin arrepentimiento no sirve para nada, los demonios creen y tiemblan. La fe verdadera (la fe que salva) es aquella que se demuestra como tal por medio de una vida transformada que aborrece al pecado, el cristiano verdadero lucha en su vida contra el pecado, no lo ama (arrepentimiento)
    Stg 2:26 dice: “Porque como el cuerpo sin espíritu está muerto, así también la fe sin obras (arrepentimiento, vida transformada) está muerta.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s