Oposición a un Estado Laico


En Costa Rica se ha gestado un movimiento para establecer el Estado Laico, que la idea es que el Estado como tal no sea profesante a un credo en particular, en lo personal me opongo a una idea como esta, y deseo compartirle un artículo que escribió mi estimado hermano co-pastor de la iglesia en la cual servimos.

Hay mucha controversia hoy en día acerca de los cambios que ciertos grupos quieren hacer a los artículos 75 y 194 de la Constitución Política, los cuales son:

Artículo 75: “La Religión Católica, Apostólica, Romana, es la del Estado, el cual contribuye a su mantenimiento, sin impedir el libre ejercicio en la República de otros cultos que no se opongan a la moral universal ni a las buenas costumbres.”

Artículo 194: “¿Juráis a Dios y prometéis a la Patria, observar y defender la Constitución y las leyes de la República, y cumplir fielmente los deberes de vuestro destino? -Sí juro- Si así lo hiciereis, Dios os ayude, y si no, Él y la Patria os lo demanden”

Los cambios que quieren hacer serían los siguientes:

Artículo 75: “Toda persona es libre de adoptar y profesar una religión que sea respetuosa de los derechos humanos, o bien de no adoptar ninguna. El estado será neutral en materia religiosa, pero garantizará el ejercicio de esta libertad, conforme a la ley”

Artículo 194: “¿Jura por sus convicciones y promete a la Patria observar y defender la Constitución y las leyes de la República; y cumplir fielmente los deberes de su cargo? –Sí juro- Si así lo hiciere, que la Patria se lo reconozca; y si no, que ella se lo demande”

Es indiscutible que durante muchos años la Iglesia Católica ha ejercido influencia a todo nivel en el pueblo costarricense, ya sea nivel social, espiritual, moral por mencionar algunos. Qué de nosotros los cristianos que basamos nuestras creencias en la inerrante Palabra de Dios.

¿Cuál es nuestra posición en cuanto a este cambio que se quiere hacer en la Constitución Política?

Para comprender el trasfondo del asunto hay que saber que quienes están detrás de todo son grupos opuestos al Dios que nosotros conocemos en la Biblia. Esta reforma es promovida por el Movimiento por un Estado Laico en Costa Rica,  que es una alianza informal que agrupa a la Escuela Ecuménica de Ciencias de la Religión de la Universidad Nacional, la Universidad Bíblica Latinoamericana, la Iglesia Luterana de Costa Rica, el Centro de Investigación y Promoción para América Central de Derechos Humanos (CIPAC), el Movimiento Diversidad, la Agenda Política de Mujeres, la Colectiva por el Derecho a Decidir y la Asociación Costarricense de Humanistas Seculares; así como a personas no organizadas formalmente y que han venido aportando de modo individual al grupo

¿Por qué quieren eliminar el nombre “Dios” de la Constitución?

Analicemos qué es un juramento, el diccionario de La Real Academia Española define la palabra como: “Afirmación o negación de algo, poniendo por testigo a Dios, o en sí mismo o en sus criaturas”

El juramento ha existido por muchos siglos en la historia de la humanidad, nació cuando los hombres comenzaron a engañarse mutuamente, tiene como propósito ser testigos de la verdad o vengadores del perjurio, se empleaba tanto para confirmar un contrato como para purgarse de los indicios o sospechas de un delito y para justificar algún derecho (Wikipedia)

El hecho de jurar por alguien superior a uno siempre ha existido, aún la Biblia lo menciona en Hebreos 6:16 “Porque los hombres ciertamente juran por uno mayor que ellos, y para ellos el fin de toda controversia es el juramento para confirmación” (Biblia Reina Valera, 1960, énfasis de parte del escritor)

El problema no radica en querer que la Iglesia Católica no sea la religión confesante del estado, sino en que quieren quitar la Palabra Dios de las conciencias de los costarricenses y así dar rienda suelta a todo tipo de filosofías, pensamientos y prácticas que minarían la sociedad costarricense. En el juramento del artículo 194 quitar a Dios es lo más peligroso que podríamos llegar a permitir, el punto no es quitar la palabra “Dios” sino borrar de la mente de los costarricenses el nombre DIOS.

¿Por qué nos debemos oponer a tal proyecto?

1. Al jurar por Dios, los gobernantes están jurando por alguien superior a ellos, y a quien darán cuenta de todos sus actos, al quitar a Dios no existe nadie a quién rendirle cuentas, sólo a sí mismos, por lo que el hombre se convertiría en su propio dios.

2. Al no jurar por Dios, quien es el rector de toda la ética, moral, conciencia, estaría el gobernante jurando sobre una base meramente subjetiva, sería la moral propia de cada persona quien dictaría qué está bien o mal. ¿Por qué digo que es subjetiva? Pues no habría ninguna verdad absoluta, cada uno pensaría que está en lo correcto.

3. Al no jurar por Dios abriríamos la puerta para cualquier tipo de práctica, pues la moral de cada uno regiría según la base de lo que cree, se abriría la puerta al aborto, la eutanasia, matrimonio entre personas del mismo sexo, etc.

4. Al no jurar por Dios, cada autoridad tendría la oportunidad de establecer prácticas como lo que ocurrió en Estados Unidos de Norteamérica, orar en público y abrir la Biblia en las Escuelas y Colegios Públicos no serían permitidos, predicar al aire libre estaría prohibido, en fin cuestiones que poco a poco irían repercutiendo en las familias. Piense un momento ¿que pasaría en la sociedad si la Biblia fuera quitada?

5. En el juramento la autoridad jura sobre las bases de sus propias convicciones, las preguntas que debemos hacer son ¿cuáles convicciones? Y ¿en qué están basadas sus convicciones? Como creyentes en la Palabra de Dios y en el Dios que aparece revelado en la creación, la Biblia y en la misma persona de Jesucristo, debemos oponernos a tal proyecto, ¿qué clase de gobernantes queremos para nuestros hijos y nuestras futuras generaciones? ¿Qué clase de patria dejaremos como herencia a las futuras generaciones? ¿Qué clase de cristianos seríamos si vemos cómo pasa el proyecto ante nuestra mirada pasiva?

Reproducción autorizada, escrito por: Hubert Bonilla, co-pastor de la Iglesia Cristiana Misionera El Camino.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s