Falsos Profetas en medio del pueblo desde hace mucho tiempo


Tenemos Falsos Profetas en medio del pueblo de Dios desde hace mucho tiempo. Esto hace que algunos nos acostumbremos y lo veamos normal, tomando la actitud de irresponsabilidad ante nuestro deber, insensible ante el daño a la Iglesia del Señor y de irreverencia ante nuestro mismo Señor por no manifestar el celo que debemos de mostrar ante estos males. Otros lo olvidamos, una actitud normal en el ser humano, pero por eso Dios nos llama a velar por estas cosas, cuál fue uno de los males grandes del pueblo de Israel; que después de una o dos generaciones la siguiente ya no conocía a Jehová y marchaba en pos de los ídolos. Esto lo podemos ver desde el Génesis en los tiempos previos a Noé, en los tiempos posteriores a Josué, en la época de los jueces, luego del reinado de Josías, y así podemos dar otros más.

Nuestro Señor Jesucristo nos lo había advertido antes “Ya os lo he dicho antes” (Mt. 24:25). Recientemente en Costa Rica un canal de televisión desnudó a algunos de estos fraguadores de mentiras, lobos rapaces, pero es algo que ha sido denunciado desde antes, deseo compartir con vos un reportaje del períodico La Nación (de Costa Rica) del año 2005 donde se presentaron denuncias similares.

La Nación 250x250

El artículo se titula:  Mensaje de canal 23 divide a las iglesias protestantes (Periódico La Nación, San José, Costa Rica; 28 de febrero de 2005)

También podrás accesar al siguiente blog (Atalaya de Cristo ) y allí buscar el podcast titulado: Denuncia a TV ENLACE Costa Rica (es el podcast # 34 de arriba para abajo si cuentas solamente las imágenes con MP3)

La exhortación de la Escritura es clara:

También debes saber esto: que en los postreros días vendrán tiempos peligrosos. Porque habrá hombres amadores de sí mismos, avaros, vanagloriosos, soberbios, blasfemos, desobedientes a los padres, ingratos, impíos, sin afecto natural, implacables, calumniadores, intemperantes, crueles, aborrecedores de lo bueno, traidores, impetuosos, infatuados, amadores de los deleites más que de Dios, que tendrán apariencia de piedad, pero negarán la eficacia de ella; a éstos evita.(II Ti. 3:1-5)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s