El Arrepentimiento, la doctrina perdida del Fundamentalismo


El arrepentimiento, la doctrina perdida del Fundamentalismo. En este blog les compartimos el capítulo número 1, el material es extenso, consta de 54 páginas tamaño carta, sin embargo en el link de SCRIBD, o más abajo, podrás  accesar para tener el documento completo en PDF.

Este libro fue motivado por la confusión que veo y oigo en mis viajes a través de Norteamérica predicando el evangelio de Jesucristo. Desde que confié en Cristo como mi Salvador personal en Septiembre 1964, he visto el fundamentalismo cambiar en muchas formas a través de los años.

Poco tiempo después de mi conversión, me fue dado el tratado de John R. Rice “¿Qué es menester que yo haga para ser salvo?” Creo que ese pequeño tratado es excelente para esparcir el evangelio de Cristo, si uno puede persuadir a los pecadores a leerlo. Lo dificultoso es su longitud. En página 10 del tratado, el Dr. John R. Rice escribió “Arrepentirse literalmente significa un cambio de mentalidad o espíritu en cuanto a Dios y hacia el pecado.

Significa convertirse de sus pecados, de veras con todo su corazón, y confiar en Jesucristo para salvarle. Puedes ver, entonces, como el hombre que cree en Cristo se arrepiente y el que se arrepiente cree en Cristo. El carcelero filipo (mi palabra, no la suya) se arrepintió cuando se convirtió de su pecado para creer en el Señor Jesús”. Con esa aseveración, la definición del arrepentimiento fue establecida en mi mente. El Dr. John R. Rice no era Dios, él tan solo era un hombre. Él puede estar equivocado. Yo puedo estar equivocado.

Lo importante no es lo que él cree que la Biblia enseña, ni lo que yo creo que la Biblia enseña, sino que usemos bien la Palabra de Verdad para estar seguro que creemos exactamente lo que la Biblia enseña acerca de este tema.

No deseo atacar a nadie. No tengo rencor contra ningún hombre que no sostiene esta doctrina como yo. Me doy cuenta que hombres pueden tener desacuerdos en una forma que no sea desagradable. También me doy cuenta que la verdad puede ser debatido por buenos cristianos que tienen mentes abiertas acerca de cualquier asunto.

Por tanto, mi oración es que al leer estas palabras, permitas que el Espíritu Santo cause que tengas una mente abierta a la verdad de la Palabra de Dios presentado aquí. Todas las referencias Escriturales provienen de la Reina-Valera 1960.

El material completo puedes bajarlo acá.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s