Sexo Prematrimonial


Hoy la gente emplea palabras tales como “El Asunto”o “El Encuentro”, pero seamos directos desde un principio. El tema es el Sexo.

Los adolescentes y jóvenes mayores son tan letrados en cuanto a lo sexual que cualquier intento de ocultar o disimular algo sería objeto de burla. A la edad de 17 años, el 57% de los jóvenes de EE.UU. son sexualmente activos e incluso, el resto ve en la TV. 14.000 insinuaciones sexuales por año.

Es aún la abstinencia algo realista?

Pero el asunto es así: Dios no está en contra del sexo. El lo creó para ser hermoso, no sucio; placentero, no doloroso. Pero Dios creó el sexo con un propósito, y por lo tanto El es establece patrones dentro de los cuales el sexo cumplirá un propósito.

“Honroso sea en todos el matrimonio y el lecho sin mancilla; pero a los fornicarios y adúlteros los juzgará Dios”. Ahí está en Hebreos 13:4! El sexo es para el matrimonio, y solo para el matrimonio.

Así que la cuestión para la juventud hoy es: “Por medio de qué principios puedo yo mantener mis citas y mi noviazgo puros, en medio de una sociedad pervertida, que incita a satisfacción sexual?

DATOS OBJETIVOS

La sociedad de hoy tiene costumbres diferentes a las  encontradas en la Biblia. Los jóvenes, de esta forma, bombardeados por mensajes sexuales a través de la televisión, películas, música, videos, publicidad y amistades. Un estudio reciente arrojó que 65.000 alusiones sexuales son hechas en TV cada año, mientras que otra registró 92.330 escenas de contactos íntimos sugerentes durante un periodo de 12 meses.

Quizás sea la razón por la que los informes realizados en años recientes indican lo siguiente acerca de los jóvenes americanos:

A los 14 años. Más de 3000 jovencitas quedan embarazadas cada año.

A los 15 años. Casi 1 de cada 5 muchachas admite haber tenido contacto sexual íntimo.

A los 16 años. El número de jovencitas se incrementa de 1 a 3

A los 17 años. El 57% de todos los jóvenes son sexualmente activos, incluyendo el 43% de las chicas.

A los 18 años. Entre los jóvenes que asisten a las iglesias evangélicas biblicistas 40% han practicado el acto sexual y 30% se rehúsa a decir que el sexo prematrimonial es malo.

A los 20 años. Más de 4 de cada 5 varones solteros y 3 de cada 5 mujeres solteras han tenido relaciones sexuales.

En la adultez. 1 de cada 4 adultos padece una enfermedad transmitida sexualmente, tal como sífilis, gonorrea o SIDA.

Las estadísticas son flexibles… para las adolescentes que quedan embarazadas: 80% abandonan la escuela secundaria, 70% viven de la asistencia social, y el 60% de las que traen matrimonios debido al embarazo, se divorcian dentro de 5 años.

Un  artículo reciente de la revista “Time” trataba el problema del embarazo entre adolescentes, y citaba a un estudiante de secundaria que decía, “a los ojos de nuestros amigos, es importante para los chicos ser activos sexualmente, porque ninguno quiere ser virgen”.

Los jóvenes que guardan su pureza son objeto de burla, se los llama inmaduros. La “barra”se jacta de sus propias experiencias sexuales, y dice a los demás lo que se están perdiendo.

“Si, pero si se aman uno al otro, todo está bien”. Ese es el mensaje que los jóvenes reciben al mirar  TV un promedio de 23 horas por semana; al ver videos de rock 9 horas a la semana, de las cuales 7 están orientadas a lo sexual; y al haber visto, aproximadamente 500 películas al momento de graduarse de la secundaria.

La música es también un medio efectivo para comunicar el mensaje del sexo. El álbum “Fe” de George Michael, contenía la canción “Quiero tu sexo”. Otra estrella de rock popular, Prince, apareció desnudo en la tapa de un de sus larga duración.

Y cualquiera que haya visto los anuncios publicitarios de los cigarros Belmont, o diferentes anuncios en la TV, sabe que la juventud es bombardeada con mensajes sexuales en cualquier parte en la que se encuentren.

En tanto que te “cuides”, proclama el mundo audazmente,  entonces el sexo es la máxima experiencia. Y debido a que los adolescentes son conocedores en la materia sexual, discutiendo abiertamente temas prohibidos una generación atrás, muchos padres están demasiado temerosos para reaccionar.

UNA CARTA HERIDA

Lo que los programas de televisión y las estrellas de rock no mencionan son las relaciones lastimadas, la sociedad, la culpa y el vacío que permanecen cuando la excitación del momento se va.

Un cuadro más vivido del sexo prematrimonial es pintado por una revista “Desafío mundial” titulado “Una carta para Molly”. El artículo presenta esta simple y conmovedora carta de una hermana mayor a su hermanita: “Querida Molly, Yo tenía 19 años y tú 8 años, cuando dejé de asistir a la universidad estatal. Como sabes venía de estar 6 meses en una universidad bíblica. Mi Fe en Cristo estaba firme, tenía el fuerte deseo de en el campo una universidad secular.

Dos semanas después Curt. Pronto descubrí que la vida “fácil” de este joven tenía un alto contenido de abuso sexual, prostitución, y episodios de robo desde temprana edad. Sin embargo veía en Curt el potencial de ser un gran cristiano.

Curt, me encontraba atractiva, divertida y muy diferente a otras mujeres que él había conocido. Me sentía alagada. Estaba segura de que yo iba a ser el instrumento por el cual Dios salvaría a Curt.

En algún lugar durante los 2 meses siguientes, nuestra relación comenzó a tomar un giro nuevo y extraño… se convirtió en un fantaseo romántico. Opté por hacerme la inocente de lo que estaba ocurriendo, y continué buscando la bendición de Dios en nuestra amistad.

Curt y yo no hacíamos una buena pareja. Así como tampoco correspondía mi virginidad con su experimentada sexualidad. Finalmente cedí, me di por vencida; y llegué a tener relaciones sexuales con Curt, destruyendo mucho de lo que era. Lloré toda la primera noche, y la mayor parte del día siguiente. Rogué a Dios que me perdonara, pero continué una relación sexual activa con Curt en contra de todos mis más altos principios. No podía librarme de la esclavitud de tener relaciones con él; gobernaba mi vida.

Cuán vil y sucia me había vuelto ante mis propios  ojos!  La culpabilidad pesaba sobre mí como un manto pesado en verano. No podía deshacerme de él. El sexo me quitó todo e; respeto por mi misma y por Curt. Me arrancó de los amigos con los cuales compartía tan cercanamente mí tiempo, incluyendo a mi familia.

Mi deseo por las actividades de la iglesia se desvaneció, y lo mismo ocurrió con la confianza que había tenido en Cristo, y en hombres y mujeres. El sexo me dio las emociones más solitarias que haya experimentado.

Para deshacerme de la carga, tomé consejo de un psicólogo cristiano y dejé el lugar po9r unos pocos días. Finalmente alejada de Curt, fui capaz de entregarme a mi misma y a Curt al Señor. Cuando regresé, encontré a Curt con otra mujer que él había estado viendo a mis espaldas por algunos meses.

Nuestra relación se rompió, mi vida yacía ante mí, vacía y sin esperanza. “Ningún hombre piadoso querría casarse con una mercancía usada como yo”, pensaba. Pero leí el salmo 51, y cada versículo que pude encontrar sobre el perdón, hizo que gradualmente, un gozo de quieta paz volviera a mi vida.

Perdonarme a mi misma fue la parte más difícil, pero lo he hecho, así como el Señor también lo ha hecho. Aún hay ocasiones en las que Satanás trata de usar mi fornicación para quebrar la armonía y el gozo que tengo con mi esposo Larry. No sé si la lucha contra la cicatrices del pecado terminará algún día. Por eso es que estoy agradecida por el poder de Dios dentro de mí.

Querida hermana, participar o no de sexo prematrimonial, es una decisión que te seguirá por el resto de tu vida. Se sincera contigo misma por medio del poder de Cristo. Desesperadamente oro para que nunca tengas un capítulo como el mío, en tu vida.

Con todo mi apoyo y amor, Kate.”

ALGUNOS PRINCIPIOS

En el mundo de hoy, si los jóvenes no guardan denodadamente su pureza, la perderán. Las palabras más peligrosas que un joven cristiano puede decir hoy son: “Yo puedo manejar la situación” Hay mucha astucia y las presiones en todos lados.

A menos que sea por violación o abuso de menores, la pureza no puede ser quitada, sino solo entregada. Para guardar esa pureza, aquí están algunos principios esenciales:

Limpie su mente. El cerebro es una computadora imponente que almacena todo, y aún recuerdos subconscientes pueden dispara fácilmente pensamientos indebidos en el momento inoportuno. Algunos tendrán que deshacerse de su música, y otros de su pornografía. Es así de sencillo!

No se masturbe. Jesús dijo que es lo que entra en la mente lo que contamina al hombre, y como toda persona involucrada sabe, la masturbación siempre va acompañada de pensamientos lascivos. El Dr. Jay Adams escribe: ALGUNAS VECES LOS CONSEJEROS VEN A  LOS JÓVENES TAN ENREDADOS Y METIDOS EN LA MASTURBACION, QUE DIFICILMENTE PUEDEN PENSAR EN OTRA COSA QUE NO SEA SEXO A TODO LUGAR DONDE VAN, Y CON CAD PERSONA QUE VEN.

Corte con las películas. Ya sea que uno vea películas en el cine o en la video casetera, ninguna persona puede tener una vida “P” (de piadosa) sobre la base de entretenimientos calificados como “R” (de restringido). Y esto va con la mayor parte de la programación de la TV también! Un estudio sugiere que el adolescente promedio ve 14.000 insinuaciones sexuales cada año a través del cine y la TV. Y eso sin contar los comerciales!

No se tomen las manos. La primera vez que un chico toma la mano de una chica su corazón comienza a latir a un millón por minuto. Pero después tomarle de la mano es algo “frío”, así que pone su brazo alrededor de ella y vuelve la emoción. Y cuando eso se tona común, muy pronto el chico y la chica comienzan con las caricias para luego seguir con un manoseo vergonzoso.

El manoseo no es más que sexo con la ropa puesta, un preparativo para el evento principal! Dios dice en 1ª de Co. 6:13 “…EL CUERPO NO ES PARA LA FORNICACIÓN, SINO PARA EL SENOR, Y EL SENOR PARA EL CUERPO.”  Unos versículos después, en 1ª de Co. 7:1 vemos: “…BUENO LE SERÍA AL HOMBRE NO TOCAR MUJER”

Nadie debería pensar que es la excepción, que puede “controlar la situación” Mantenga sus manos quietas!

No salgan solos. Algunos dicen en este punto, “debes de estar bromeando”, pero esto es un consejo serio! Chicas, solo pregunta a un muchacho si puedes llevar a tu hermanita a la cita, y sabrás realmente detrás de que anda. Salir solos tiene demasiadas tentaciones como para que cualquier joven sepa manejar la situación, consistentemente, sin problemas.

Manténgase en guardia. No se expongan, chicas usando ropas que estimulen a los muchachos visualmente. Y observen lo que los muchachos dicen; ellos saben que las chicas quieren compromiso, así que la mayoría de los hombres usarán el asunto para debilitar las defensas de la chica.

Por otro lado, muchachos, tengan cuidado también! Las mujeres quieren compromiso y muchas veces van a apuntar a los deseos físicos del muchacho con el propósito de obtener ese compromiso.

Cítese solo con cristianos. Cuando Dios dice: “NO OS UNAIS EN YUGO DESIGUAL CON LOS INCRÉDULOS” no es solo para escucharse a Sí mismo hablar. Es un consejo serio! Las chicas cristianas son un blanco apetecido porque los muchachos no están interesados en la apariencia “barata”; les atrae la pureza, las chicas que son “diferentes”.

Además, los muchachos cristianos, con una reputación pura, son muy atractivos para muchas chicas. Los altos principios del joven son un desafío, y es una victoria para la habilidad de una chica cuando aquellos principios son rotos por sus encantos.

Los adolescentes y los jóvenes cristianos, deben, mejor establecer el principio de no citarse con personas incrédulas, porque no hacen buena pareja con ellos.

Construya Relaciones y no compromisos. Hacer una cita no es incorrecto, en efecto debería ser saludable. Cuando cristianos tienen comunión juntos, se dan cuenta de que, “hey, no soy el único cristiano dedicado de mi edad en el mundo hay otros como yo.” Eso puede ser un verdadero aliento para afirmar la fe! El crecimiento ocurre cuando los jóvenes aprenden a construir relaciones centradas en Cristo, sin las presiones de fuertes compromisos centrados en sí mismos.

Dios conoce las presiones sexuales que los jóvenes enfrentan hoy. Pero él puede dar a cualquiera que le pida la fortaleza para cumplir tal dedicación a la pureza.

No importa lo que haya ocurrido en el pasado. Dios puede perdonar y lo hace, lo que importa es la resolución de “no pecar más” para guardar las normas de Dios, y darse cuenta que “tu cuerpo no es tuyo”.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s