John F. MacArthur

Esta es una famosa publicación del Dr. John F. MacArthur Jr., difiero de la tesis que presenta con respecto al evangelio de salvación, y creo firmemente que se distancia de una verdadera posición sana de las Escrituras.

Admiradores de su tesis se refieren a su libro de la siguiente manera:

Excelente libro, como acostumbra MacArthur, una exposición Bíblica solida que reta en este caso el evangelismo que es presentado desde el pulpito de la mayoría de las iglesias “evanagelicas”, contrasta con la manera en que nuestro Señor llevo su evangelio, requiere negarnos a nosotros mismos, el alto precio de seguir a Jesus, que bueno que es por su gracia y el nuevo corazón que pone en nosotros el querer como el hacer.

El libro discute y expone varias parabolas del Señor, así como varios momentos como el encuentro con Nicodemo, la mujer Samaritana. Además tiene un excelente apendice del Evangelio Según los Apostoles, demostrando la perfecta unidad del evangelio y la Palabra de Dios. Y por último incluye un apendice de citas y apoyo historico de como veian el evangelio hombres de Dios como Lutero, Warfield, Tozer, y muchos otros. No todo el que me diga Señor, Señor entrará al Reino de los Cielos, quieres saber quienes, como conocerle, que cuesta? QUe el Señor en su gracia y misericordia use este libro para su Gloria. (Cursivas agregadas) (Fuente)

En diferentes “posts” (entradas) hemos reproducido una apologética del verdadero evangelio según Jesucristo, esta exposición la hace el Dr. Miguel Cocoris.

El Sistema de Salvación de MacArthur

En el Evangelio según Jesús, John MacArthur, JR. Expresa su profunda preocupación en cuanto a la predicación de un evangelio de gracia barata y creencia facilista. Según MacArthur, la creencia facilista ha producido conversiones falsas y ha arruinado la pureza de la iglesia. La solución es regresar al “evangelio que predicó Jesús.”

Hay más, MacArthur declara que la creencia facilista enseña que todo lo que tiene que hacer una persona para se salva es creer ciertos hechos, tomar una decisión momentánea, hacer una oración, llenar una tarjeta, o pasar al frente. Según MacArthur, el dispensacionalismo ha producido el evangelio de la creencia facilista del día de hoy debido a su casi “deseo obsesivo” de dividir la verdad en compartimentos hasta el punto de efectuar distinciones que no son bíblicas. Los dispensacionalistas han realizado distinciones y dicotomías donde no lo deberían haber hecho. Por ejemplo, hacen una división entre la salvación y el discipulado, y entre dos clases de creyentes: carnal y espiritual. Han separado el arrepentimiento de la obediencia, y las obras de la fe salvadora. Han relegado para el milenio el material del Sermón del Monte. Más específicamente, MacArthur reclama que el Dr. Lewis Sperry Chafer, fundador del seminario teológico de Dallas, enseñó estas cosas que luego “se convirtieron en el fundamento para toda una nueva manera de ver el evangelio.” (p.24). Un mensaje evangelístico que “nace de un sistema tal, difiere profundamente del evangelio según Jesús” (p.27) La idea de MacArthur, pues, es que el dispensacionalismo ha producido el evangelio de la creencia facilista de la actualidad el cual enseña que todo lo que uno tiene que hacer para ser salvo es, simplemente, creer lo hechos acerca de Cristo, y reclamar tener vida eterna. “ no hay necesidad de que haya un alejamiento del pecado, ningún cambio consecuente en el estilo de vida, ninguna consagración- ni siquiera una disposición a someterse al señorío de Cristo” (p.22) inclusive es posible rechazar a Cristo como Señor, y aún así, recibirle como Salvador (p27)

MacArthur propone que la manera de corregir las falacias y faltas de la creencia facilista es predicar y enseñar el evangelio según Jesús. Él insiste en que cree que la salvación es por gracia por medio de la fe, pero agrega que envuelve el alejarse del pecado y el someterse al señorío de Cristo. Este es un costo que se debe calcular y un precio que se debe pagar. Pero eso no constituye la salvación por obras, nos asegura el autor, ya que la salvación es la obra de un Dios soberano quien otorga “la fe salvadora, el arrepentimiento, la entrega, y la obediencia”. Por lo tanto, la salvación debe producir inevitablemente un cambio en el corazón y en la vida. Si no hay transformación del comportamiento, no existe obra de Dios, sino solo una profesión vacía en cuanto a creer ciertos hechos. El respaldo para esta posición se recoge a partir de conversaciones que Jesús mantuvo con diferentes individuos, las parábolas que contó, y las doctrinas que enseñó, especialmente en el Sermón del Monte.

En el proceso de explicar su opinión acerca del evangelio según Jesús, ya sea que haya tenido la intención de hacerlo o no, MacArthur presenta un sistema de salivación (mediante sistema, quiero decir que MacArthur ha seleccionado a partir del ministerio de Jesús información perteneciente a la salvación, y la ha organizado de tal manera que constituye una teología de la salvación.) Su sistema de salvación consiste en cuatro principios básicos: 1. Dios da arrepentimiento, fe, entrega y obediencia. 2. Habrá una inmediata transformación del comportamiento, capaz de ser percibida y observada. 3. Los creyente verdaderos tal vez caigan momentáneamente, pero a la prostre perseverarán hasta el fin; y 4. Si una persona se desliza y se aparta, nunca ha sido genuinamente salva. En resumen, la salvación, es la obra de Dios, y en consecuencia, traerá como resultado una vida transformada que permanecerá.

El escenario presentado en el evangelio según Jesús hace surgir una cantidad de cuestiones: la creencia facilista y la falta de vida piadosa entre los miembros de la iglesia en la actualidad, la interpretación de diferentes pasajes de los evangelios, el significado de los requisitos para salvación, y los resultados de la misma, el rol de Dios en la salvación, más preguntas referentes a la enseñanza de las epístolas y las posiciones de distintos líderes de la iglesia a lo largo de la historia. Este Libro también crea varios problemas prácticos.

El formato de este ensayo seguirá la estructura del evangelio según Jesús. Primero, examinaré la interpretación de MacArthur de las conversaciones de que tuvo Jesús, las parábolas de Jesús, y la doctrina de Jesús. Trataré la forma en que maneja las epístolas y la historia de la iglesia. Luego se ofrecerá una evaluación. A lo largo de este ensayo, una declaración entre comillas, seguida del número de página entre paréntesis, es una cita del libro de MacArthur, si estás interesado en mi crítica a las interpretaciones de MacArthur, es necesario que leas todo el articulo. Si solo te interesa mi evaluación general del libro de MacArthur, entonces solo necesitas leer el último capítulo titulado “Observaciones finales”

Entradas de este blog:

Las conversaciones de Jesús

Según el Libro El Evangelio según Jesús, Jesús les anunció su evangelio por lo menos a nueve individuos. Estas conversaciones individuales demuestran, según MacArthur, que Jesús no predicaba una gracia barata o una creencia facilista, en cambio Jesús demanda que los individuos dieran las espaldas al pecado y se sometieran a su señorío. ¿Es esto correcto? Examinemos lo que MacArthur dice acerca de estas conversaciones y, luego, observamos en el Nuevo Testamento estas mismas conversaciones para ver si el comentario de MacArthur es correcto.

Nicodemo

La Mujer junto al pozo

Llamamiento de Mateo

El ciego frente al Señor Jesucristo

El Joven Rico, Zaqueo, Judas y la Multitud

Las Parábolas según MacArthur

La doctrina que Jesús enseñó (parte 1)

La doctrina que Jesús enseñó (parte 2)

Otros enlaces:

Este material puede ser leído “online” de manera completa, solamente haz click en la imagen que está a la izquierda. El documento está “hospedado” en Scribd.com, es necesario tener una cuenta allí para descargarlo libremente. La cuenta la puedes abrir de manera gratuita.

________________________________________________________

El libro puede ser adquirido en cualquier librería cristiana, Google Books (Google Libros) ofrece una versión digital acá.

Comentarios

  • nekjesusfreak  On 6 marzo 2014 at 19:16

    Con todo respeto pero su posición arminista-pelagiana ya se está encontrando con muchos problemas, sus opiniones son vestigios de una teología que tanto basura a traído al cristianismo y la generación que abrió sus ojos al verdadero evangelio, tal cual como está en la palabra no se va a detener hasta erradicar sus errores. Es claro amigo que usted no entiende la gracia.

  • Jesús Santiago Santiago  On 26 febrero 2014 at 18:45

    Con todo respeto me parecen sus refutaciones muy pobres en contenido bíblico y en lo que Ud. Trata de explicar que esta mal,al libro del señor Macarthur se le entiende correctamente y lleva una guía poderosa para la comprensión de las Escrituras, no lo defiendo pero si estimo el trabajo de este Sr. Así cómo otros libros por ejemplo el corazón de la Biblia etc,,, no se cuál sea su objetivo pero creo que este autor le queda bastante grande pastor…..

  • Xenia Domínguez  On 24 febrero 2014 at 10:12

    La teología de MaxArthur es la correcta porque es la que se apega a las enseñanzas de Jesucristo, ninguna persona convertida va a vivir su vida como le plazca, Jesús dijo ” por sus frutos los conocereis “,. Es cierto que los escogidos o salvos no dejarán de pecar pero sus pecados les traerán tristeza y lo odiaran y tampoco lo estarán practicando el pecado, la vida de un cristiano verdadero irá cambiando gradualmente hasta que Dios termine su obra en el. Que discipulo biblico siguiócon su vida después de decidir aceptar a Jesucristo?….en todos los casos hubo conversión y frutos que mostraran esa converción, asi que para mi la vida de un cristiano tiene que producir un cambio despúes del arrepentimiento y aceptación del señorío de Cristo. Que bonito sería decir acepto y seguir con mi vida como me plazca, eso solamente es una emoción que me llevo a eso, otro caso esque muchos saben y conocen y no ser salvos por que sus vidas lo demuestran.Jesús dijo ” toma tu cruz y sígueme” , la vida de un cristiano no es nada fácil y han sido perseguidos, odiados, eliminados, Asi que NO ES FACIL la salvación y tendriamos que examinar nuestra fe realmente, porque quien acepta la salvación y le dice al que se la dió que se aleje de su vida porque no quiere que le esté fiscalizando? o sea, quiero tu regalo pero no quiero que seas mi dueño o mi señor. Lastima por los que se pierden.

  • Rafael Cossio Hinojosa  On 18 febrero 2014 at 08:45

    Me agradaría estudiar sobre la Obra de Andrew Murray

  • Wilson Munera  On 16 febrero 2014 at 19:42

    Estoy convencido que las buenas obras son el resultado de la salvación. además no es posible que el hombre pueda ser salvo sin haber creído primero aún si sus obras son por él consideradas justas.

    • Pastor Manuel  On 17 febrero 2014 at 11:55

      Estimado Wilson:

      Gracias por visitar el blog y compartirnos tus impresiones. Creo entender lo que deseas expresar, sin embargo deseo dejar algo planteado. El creyente no es el único capaz de realizar buenas obras, de lo contrario no tendríamos versículos como Ef. 2:8; Tit. 3:5; o bien el testimonio de Cornelio en el libro de los Hechos de los Apóstoles. Sí es cierto que el creyente está en la capacidad de realizar buenas obras (Ef. 2:10), obras que Dios ha preparado de antemano; entonces las buenas obras son una evidencia, antes que un resultado, de la salvación en el individuo.

      Con respecto al segundo punto, la persona será salva cuando crea. (Jn. 3:15, 16, 18, 36; 5:24; 6:35, 40, 47; 11:25 entre otros)

      Gracias nuevamente por tus aportes.

  • Herygzz  On 1 octubre 2013 at 20:52

    Lo que el hno mcartur dice es correcto el señorio viene junto con la salvación y el dicipulado como dice pedro desear como niños recién nacidos la leche espiritual no adulterada para que por ella crescais para salvación síesque habéis gustado la benignidad del señor el Ap pablo dice a los de corinto provaos a vosotros mismos examinaos a vosotros mismos a no ser que esteis reprovados y otra el pastorado no es monárquico sino compartido pero para ver eso en la escritura se tiene que estar libre de prejuicios y humildad está enseñanza se encuentra en todo el nuevo testamento se los dice un laico [puesto por los hombres más no por Dios] pero gracias a Dios por su Espíritu Santo y el Pastor de mi alma que da discernimiento no sólo a mi sino a cualquier regenerado que le pide su ayuda

  • abel bercernelo  On 18 agosto 2013 at 14:54

    necesitamos una teología del suuuuuuuuuuuurrrrrrrrrrrrrr

  • alcipese  On 11 enero 2013 at 09:28

    ENTONCES CUAL ES LA VERDADERA HERMENEUTICA DE INTERPRETAR LA BIBLIA? NO SOY DEFENDOR DE MACARTHUR, PONGA UN EJEMPLO POR FAVOR, Y LE PIDO QUA HAGA DE LA SALVACION

  • Gerson  On 7 agosto 2012 at 00:21

    Salvación es por fe, la fe verdadera produce obras (Santiago 2:14-26), fe sin obras es muerta.

  • Rodrigo  On 26 abril 2011 at 20:32

    EL ARREPENTIMIENTO ES PARA CON DIOS Y LA FE ES PARA CON JESUCRISTO, ENTONCES LA CONVERSION.
    CLARO ESTA.

  • Fe Biblica  On 7 marzo 2011 at 13:16

    Realmente me da pena que la ensenianza de las biblia y de los siervos de Dios del pasado reconocidos por toda la iglesia sea tratada por este blog como una nueva y falsa doctrina. No es salvacion por Seniorio como ustedes dicen, es salvacion por fe, pero como fue enseniada desde la reforma y apoyada por hombres como spurgeon. Lo que pasa es que en el siglo XX la salvacion por fe fue reducida a aceptar algunos hechos y fue dejada de lado la fe biblica, que es una confianza a tal punto que se somete instantaneamente a aquel en quien se conmfia. Sino preguntale a Abraham

    • Pastor Manuel  On 7 marzo 2011 at 20:51

      Muy estimada “Fe Bíblica”, gracias por visitar el blog y dejarnos tu opinión. Con respecto a lo que dices es cierto que el Dr. John MacArthur ha demostrado con creces ser un siervo de Dios y enriquecernos con su enseñanza. Sin embargo nuestra admiración no debe llevarnos a una fe ciega, sin criterio, sin el análisis como la Escritura nos enseña que hacían los de Berea. Los escritos del Dr. MacArthur son altamente ricos en contenido bíblico, sin embargo cuando entra en el tema de la soteriología (la doctrina de la salvación) equivoca su hermenéutica, a mi opinión, ¡claro! Eso es precisamente lo que comparto en este blog. Le motivo, primero a leer el libro de Dr. MacArthur, “El Evangelio según Jesucristo”, y luego lea estos “post” (entradas). Mi deseo que su celo por una hermenéutica sana le conduzca a un criterio propio. Dios le bendiga.

  • Audy Eliecer  On 27 enero 2011 at 10:33

    Que interesante edición. El reto de no ser asimilables para el error doctrinal es grande. Es una fuerte razón de oración pues hay muchos errores teológicos difundidos y poca gente interesada en el rescate. Creo que ser susceptibles a la sana doctrina va más allá de nuestros gustos ideológicos. Es importante esta edición de Antioquia porque cuestiona el mundo poético azul mariposa de la salvación por obras. Pero me inquieta ¿Cómo hacer con la mentira sostenida por los oyentes ingenuos? y ¿Cómo vamos entendiendo cuales tesis están tocadas por la visión magisterial? que sutil, me preocupa lo siguiente ¿Es necesario para tener la visión correcta, también tener la realización? Por una razón, porque me inquieta que el engaño no sea el factor controlador de muchos educadores Bíblicos y que no sea una tónica jamás en mis enseñanzas Biblicistas. Un millón de gracias.
    Audy E

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.722 seguidores

%d personas les gusta esto: