Métodos para estudiar la Biblia con provecho


La Biblia es literatura inspirada por el Espíritu de Dios. ¿Cuál es el método básico por el que podemos estudiar la literatura de las Escrituras y extraer las riquezas de las verdades de Dios que ellas encierran?

LA NECESIDAD DEL ESTUDIO BÍBLICO FRUCTÍFERO

El estudio bíblico en la iglesia cristiana de hoy está afectado por lo menos por tres fuentes de dificultades. NUESTRO ESTUDIO BÍBLICO ES FRAGMENTARIO. Estudiamos la Biblia por pedazos, como sacándole astillas, casi sin captar la idea del todo. Esto se debe a la falta de un método sistemático de estudiar la Biblia. Como se indica en el primer capítulo, la Biblia es una unidad tal, que no se puede quebrar sin causar gran daño. Sin embargo, esto es lo que muy a menudo se hace, porque nuestro estudio bíblico se lleva a cabo sin método ni propósito.

UNA SEGUNDA FUENTE DE DIFICULTAD PARA EL ESTUDIO BÍBLICO EN LA IGLESIA DE HOY ES QUE DEPENDEMOS DEMASIADO DE LOS LIBROS DE CONSULTA Y DE LA DIRECCIÓN AJENA

Muy a menudo el pueblo de Dios es alimentado “con cuchara” por pastores y maestros con libros acerca de la Biblia y en cierto modo nunca nos encontramos cara a cara con las Escrituras mismas. Ese tipo de estudio bíblico es indirecto, impersonal y mecánico. ¿Por qué otra persona tiene que pensar por nosotros? Muy a menudo nos contentamos con aprender acerca de la Biblia y con la opinión de otros acerca de la Biblia, pero no descubrimos el mensaje bíblico dirigido por el Espíritu de Dios para nosotros.

UNA TERCERA FUENTE DE PROBLEMAS EN EL ESTUDIO DE LA BIBLIA ES QUE MUY A MENUDO NUESTRA ACTITUD ES ERRÓNEA

La Biblia no necesita defensa, lo que más bien necesita es libertad para hacerla llegar a la vida de las personas. El asunto debiera ser no cuánto conocimiento de la Biblia poseo, sino más bien, cuánto de mi vida posee el Señor por la aplicación de las enseñanzas bíblicas. El remedio para la enfermedad, pues, es que el estudiante de la Biblia (es decir, todo cristiano) sea un participante y no meramente un recipiente. El gozo de descubrir por uno mismo a través del esfuerzo realizado produce una experiencia interna que toca las fibras mismas del alma, porque satisface una de las necesidades básicas de la vida de una persona: la necesidad de lograr, crear y expresarse en forma concreta.

UN ACERCAMIENTO METÓDICO AL ESTUDIO DE LA BIBLIA

Generalmente hablando, la Biblia se usa de tres maneras distintas: para la lectura, para la meditación devocional y para el estudio. En la primera forma se lee una porción sin un propósito específico excepto el de obtener más conocimiento acerca de la Biblia. La lectura en este sentido puede conceptuarse como observación general.

En la segunda forma, la de meditación devocional, se lee una porción de la Escritura con más detenimiento con el propósito especial de recibir fortaleza y bendición espiritual. Este proceso entra mayormente en la aplicación. En la tercera forma, la del estudio bíblico, se va más allá de la observación y aplicación general. Se desea entender el significado fundamental de lo que uno lee, así es que se analizan las ideas, se estudian las palabras y sus relaciones y se interpreta y se asocia lo que uno observa.

En este libro abarcamos los tres tipos, pero con énfasis en el tercero. Para el estudio fructífero de la Biblia, es nuestra firme opinión que debemos utilizar una forma metódica. Esto significa que mientras estudias tu lección bíblica sigues un patrón ordenado y lógico. En otras palabras, el estudiante sigue ciertos pasos y en cierto orden.

El enfoque metódico no está limitado al estudio bíblico solamente. El campesino sigue pasos metódicos cuando siembra su cosecha. El mecánico sigue pasos metódicos al arreglar el motor de un automóvil. El cocinero sigue un orden de-finido en la preparación de la masa para el pan o la pasta para el pastel. La secretaría, el médico, el químico y el hombre de negocios todos emplean método en su trabajo.

Todos saben que la mecánica del proceso ayudará mucho en el éxito del producto. Si como estudiante de la Biblia desarrollas un procedimiento ordenado y lógico en tu estudio, lograrás más discernimiento y recibirás mayor satisfacción que si procedes’ al azar. Hay dos tipos de estudio bíblico metódico. Estudio bíblico deductivo es el proceso mediante el cual se comienza por generalizar y se usa la Biblia para respaldar las ideas. Por ejemplo, el estudio del catecismo es generalmente deductivo. Estudias la declaración y entonces notas las referencias bíblicas que la respaldan. En el estudio bíblico inductivo estudias primero los pasajes bíblicos y después haces las generalizaciones. Por ejemplo, comienza con la pregunta: “¿qué debo creer en relación con la cena del Señor?” Después estudia tantas referencias bíblicas como te sea posible antes de sacar conclusiones. El estudio bíblico metódico es inductivo en su forma de abordarlo, pero no excluye el estudio deductivo.

Si deseas desarrollar un patrón sistemático para el estudio de la Biblia, hay pasos definidos que debes seguir y generalmente es mejor que los tomes en cierto orden.

Cada pasaje de las Escrituras que se estudia, sea grande o pequeño, sea un versículo o un libro entero, se debe estudiar con estas preguntas en mente:

1. ¿Qué es lo que se encuentra aquí? (El proceso de la observación.)

2. ¿Qué significado tiene? (El proceso de la interpretación.)

3. ¿Qué significa para mí? (El proceso de la aplicación.)

Primer paso. -Observa exactamente lo que el autor escribió. Este es el paso más importante en el estudio de la Biblia y debe ir primero. Cuanto más cuidadosa y cabal seas en tu observación más significativa será tu interpretación y aplicación. Una parte muy importante del proceso es resumir las observaciones.

Segundo paso. -Interpreta objetiva y concisamente lo que el autor escribió. Debes tratar de determinar lo que el autor realmente quiso decir por sus palabras cuando las escribió. ¿Qué estaba viendo, sintiendo y pensando, y qué experiencia había tenido que le hizo escribir lo que escribió guiado por el Espíritu Santo? Otra vez, el resumen jugará un papel importante al averiguar el significado de un pasaje.

Tercer paso. -Aplica el mensaje revelado. En el proceso de la aplicación, la evaluación del mensaje del autor vendrá después que tengas un claro concepto de lo que el autor escribió (la observación) y de lo que quiso decir en lo que escribió (la interpretación). Con la evaluación viene la aplicación de la verdad en el momento en que lleva a cabo su obra el Espíritu Santo.

El hecho de estar colocada la aplicación en último lugar no significa que tenga menos importancia que los dos pasos anteriores. Más bien, indica una relación porque a menudo tenemos la tentación de aplicar antes de haber realmente observado todo lo que contiene el pasaje.

EL PROCESO DE OBSERVACIÓN

“Comienza por observar.” Este es el primer paso en el estudio bíblico fructífero. Observamos a fin de saturamos completamente del contenido del pasaje.

Debemos observar. Observar significa: el acto, el poder y el hábito de ver y notar; observar estrechamente; prestarle completa atención a lo que uno ve. La observación requiere concentración. Esto es difícil para muchos de nosotros.

En parte debemos aprender a repetir la lectura. Esto significa que debemos leer de nuevo el pasaje con profunda concentración. Debemos adquirir la capacidad de leer un pasaje bíblico en particular como si lo estuviéramos leyendo por primera vez. Debemos leerlo como si fuera una carta de amor.

Las siguientes frases descriptivas nos estimularán a que aprendamos a concentramos para leer. Lee la Biblia:

  • Atentamente
  • Repetidamente.
  • Pacientemente (No te des por vencido).
  • Selectivamente. (Nota los rasgos sobresalientes).
  • Devocionalmente. (Haz la palabra de Dios objeto de tu oración).
  • Imaginativamente. (Siéntate a los pies de Pablo. ¿Hay una tormenta? Siéntela. ¿Hay un olor? Percíbelo) -Reflexivamente. (No debes leerla apurado a fin de que llene todos los vacíos de tu mente y tu corazón).
  • Expresamente. (Mantén la mira en el objetivo del escritor).
  • Escrutadoramente (Lee para recibir y retener).
  • Minuciosamente (Lee cualquier pasaje en particular a la luz del todo y recuerda que el todo es mayor que las partes).
  • Interpretativamente.

Las siguientes sugerencias prácticas nos ayudarán a aumentar nuestros poderes de observación. ¿Qué es lo que se encuentra en el pasaje?

1. Primero, lee el pasaje a vuelo de pájaro, tratando de ver los posibles temas principales que le dan unidad.

2. Segundo, trata de captar el contexto en el cual se desarrolla el pasaje. Dedícale más tiempo si te parece que está relacionado con él en forma significativa.

3. Tercero, reléelo con cuidado por lo menos, en una traducción distinta, si es posible. Anota las diferencias importantes.

4. Cuarto, trata de penetrar en el pasaje, anota los puntos en los que se dan las principales divisiones del pensamiento, y observa el plan general o el desarrollo del argumento. Te recomendamos para ello una edición de la Biblia dividida en párrafos. Un buen sistema es que trates de hallar un título para cada párrafo.

5. Quinto, comprueba tu poder de observación haciéndote las preguntas básicas relativas a los hechos:

a. ¿Quiénes son los personajes que aparecen? ¿Qué referencias hay a las personas de la Trinidad? ¿Qué títulos o nombres se usan? El verdadero significado de los nombres usados para la Divinidad puede ser muy significativo para entender las relaciones Dios-hombre en ese texto particular. ¿Qué nos muestran los verbos en cuanto a la manera de ser de Dios? ¿Qué adjetivos y frases descriptivas hay? ¿Qué impresiones se podrían sacar usando sólo esta porción de la Biblia? ¿Qué relaciones en el seno de la Divinidad se afirman o suponen? ¿Son el carácter y la personalidad del autor importantes para este pasaje de la Escritura? ¿Qué se puede deducir del pasaje en cuanto a él? ¿Se mencionan “seres sobrenaturales”? ¿Cómo se describen? ¿Quiénes son los principales “actores humanos”? ¿Qué se puede deducir de los verbos de acción y de estado con que se los describe? ¿Qué listas de frases y adjetivos descriptivos relacionados con ellos se pueden compilar del texto? ¿Cuál es el significado literal de sus nombres (si son significativos)? ¿Hay relaciones familiares implicadas? ¿Aparece claro el antecedente de cada pronombre (a menudo esto tiene importancia en el caso de las personas de la Divinidad)?

b. ¿Qué sucede? Los verbos son las claves de la acción del pasaje; -puede ser útil hacer una lista de ellos. ¿Hay alguna repetición u orden de significación? ¿Qué mandatos se dan? ¿Quién los da? ¿A quién? ¿Qué promesas se hacen? ¿Quién las hace? ¿A quiénes? ¿Hay condiciones establecidas o implicadas, sea en el texto o en el contexto? ¿Puedes identificar las costumbres locales que se mencionan?

c. ¿Dónde ocurren los sucesos? ¿Los puedes ubicar en un mapa? ¿Qué distancia hay de un lugar a otro? ¿Cuánto tiempo hubiera tomado viajar de un lugar a otro en esos tiempos? ¿Son esos lugares importantes o famosos por haber ocurrido en ellos otros hechos? Podrías usar un atlas bíblico si tienes tiempo y los lugares parecen importantes.

d. ¿Cuándo ocurren los hechos? ¿Qué puedes deducir en general de la mención de gobernantes, edad de los personajes, espacios de tiempo, genealogías, etc.? (Ten en cuenta que la adecuada comprensión de las diferencias culturales puede dar origen a notables diferencias en el entendimiento de estos conceptos propios de un tiempo). ¿Qué indicios se dan en cuanto a las circunstancias históricas, a la situación nacional presente, etc.? Ve si la estación del año es significativa y por ello se menciona. Ciertos factores como el lapso transcurrido desde las crisis espirituales de los individuos, pueden ser importantes.

e. ¿Por qué suceden los hechos? A menudo esta pregunta exige una interpretación, pero a estas alturas se deben tener en cuenta con cuidado todas las razones que el texto sugiera. ¿Es la explicación clara y suficiente?

f. ¿Cómo ocurren los hechos? ¿Se describe algún proceso? ¿Cuáles son las fases? ¿Cuáles son los efectos? Haz un esquema con un título breve o frase que resuma cada unidad principal de pensamiento. Las claves de la estructura del pensamiento se encuentran en:

i. El enlace entre pensamientos; nota el uso de palabras tales como: y, pero, porque, por tanto, sin embargo, todavía…

ii. Contraste de ideas, frases o personas, ya sea que se indiquen o que vayan implicados. En este punto sería bueno revisar las secciones “La base estructural de la Biblia” y “Las leyes de composición de la Biblia”. (Págs. 13 y 14) del primer capítulo y tratar de incorporar el material en el procedimiento para “observar un pasaje”.

g. Redacta en una frase sencilla y breve lo que parezca ser el fin principal del autor. La frase puede parecer algo trillada, común, pero ¿es común en la práctica o sólo en teoría? ¿Son realmente apreciadas las verdaderas profundidades e implicaciones de la verdad que el texto expone? ¡Cuidado con hacer indebido hincapié en ciertos puntos menores y descuidarlo más importante de la ley; la justicia, la misericordia y la fe”! (Mt. 23:23)

h. Algunas sugerencias específicas son:

i. En este proceso de observación, al tratar de extraer los hechos, la clave del trabajo efectivo es el criterio selectivo. No se puede tener una seguridad absoluta en cuanto a qué puede resultar significativo. Pero normalmente no tendrás tiempo para hallar todos y cada uno de los hechos de cada pasaje. De ahí que debas hacer conjeturas en cuanto a las cuestiones que pueden ser más significativas y buscar las respuestas a las mismas. En este proceso, puedes usar cualquiera ayuda que consideres útil; pero no es prudente depender tanto de lo que los demás hayan dicho acerca de ese pasaje que resulte que tus propias observaciones ya sean de segunda mano.

ii. Anota los problemas a medida que surjan. Algunos se resolverán a medida que el texto se te vaya aclarando; para resolver otros necesitarás la ayuda de material de consulta. Algunos quizá debas dejarlos de lado y considerarlos con toda honradez como “problemas no resueltos”. Ningún cristiano debe temer nada de encarar con espíritu de oración tales asuntos. Dios puede iluminar, pero no está obligado a suministrarnos información con el solo fin de satisfacer nuestra vana curiosidad.

El estudio bíblico metódico también exige que el lápiz del estudiante esté tan activo como sus procesos mentales. La observación debes anotarla en el papel a fin de reforzar las ideas y establecer puntos específicos que más tarde puedas estudiar y extraer de ellos generalizaciones y conclusiones. En relación con esto el uso de diagramas es imprescindible para llevar a cabo los buenos métodos del estudio bíblico.

El valor de los diagramas se nota en lo siguiente: el diagrama incrementa la efectividad de nuestro estudio porque nos permite manipular el material en forma ordenada; nos ayuda a conservar lo que descubrimos; provee el marco y el registro de las ideas sobresalientes como un todo; el diagrama desarrolla originalidad y frescura en el enfoque.

Más específicamente, el uso de diagramas organizará tus observaciones en las siguientes direcciones:

1. Hará resaltar las principales divisiones de un capítulo, libro, tema o período de la historia.

2. Identificará el tema o propósito rector del material y te ayudará a ver como contribuyen las distintas partes al todo.

3. Te ayudarán a reconocer los acontecimientos principales; capítulos, versículos, frases o clímax de la sección.

4. Proveerá títulos a capítulos y párrafos que se caracterizarán por su brevedad, notoriedad y peculiaridad, por lo sugestivo, lo apropiado y lo individual.

5. Relacionará el libro que estudias con otros libros, pasajes de las Escrituras o sucesos contemporáneos.

6. Revelará las características del libro o sección como un todo.

7. Indicará los aspectos históricos, cronológicos y geográficos.

8. Resumirá los puntos sobresalientes.

9. Te revelará algunos métodos de predicar o enseñar.

10. Reconocerás problemas que dejarás para futuros estudios.

Hay básicamente dos tipos de diagramas: el horizontal y el vertical. El diagrama horizontal (generalmente para trabajos de síntesis)

De todos modos, para lograr más efectividad en el estudio los diagramas deben ser sencillos (que se puedan ver de una ojeada), claros, gráficos, inteligibles y que revelen los objetivos e ideas dominantes. (No te pierdas en tecnicismos.)

En nuestro estudio los diagramas nos ayudarán a sintetizar y a analizar, a generalizar más que a precisar, a caracterizar y a detallar, a describir y a dejar anotado lo realizado.

El diagrama vertical (usado generalmente en trabajos analíticos)

Un ejemplo del valor de los diagramas para facilitar el proceso de observación y discernir la estructura de un pasaje lo tenemos en el siguiente:

Marcos 4:35 – 5:43: Cuatro milagros hechos alrededor del mar de Galilea

RESUMEN

Es importante que cada cristiano se convierta en un diligente y fructífero estudiante de la Palabra de Dios. Es necesario un enfoque sistemático en el estudio de la Biblia que comprenda los procesos de observación, interpretación y aplicación. Se requiere un procedimiento específico para llevar a cabo el importante proceso de observación. El uso de diagramas puede también facilitar de modo notable la actividad de la observación.

Temas Afines

La Biblia como literatura (parte 1)

La Biblia como literatura (parte 2)

La Biblia como literatura (parte 3)

Condiciones fundamentales para el provechoso estudio de la Biblia

Enfoques del estudio bíblico (parte 1-2)

Enfoques del estudio bíblico (parte 2-2)

Tomado del libro: “El Placer de estudiar la Biblia”

About these ads
Post a comment or leave a trackback: Trackback URL.

Comentarios

  • Alberto  On 1 noviembre 2014 at 16:35

    Desde ya les digo tienen un galardon grande en los cielos

  • Gloria Nunez de Chacon  On 22 agosto 2014 at 17:35

    Desee de todomi corazon direccion de como leer la Biblia lo encontre muchicimas gracias que Dios los bendiga . Al escribir estas palabras siento un gozo sobre natural y agradecida a Dios por haber hermanos que comparten el anhelo que tengo deconocer mas y mas a mi adorado Senor.Que Dios los bendiga1 y les de larga vida para seguir instruyendonos de acuerdo a la palabra de Dios y podamos elegir el mejor camino que es Jesucristo nuestro Salvador

  • luisa saldarriaga  On 27 octubre 2012 at 17:18

    Dios bendiga siempre sus vidas en todo momento, guiandolos en todo conocimiento espiritual, de su palabra para que por medio de ustedes seamos tambien bendecidos nosotros en conocimiento espiritual. y asi lorgar una salvacion perfecta, como es el el fin de DIOS en su palabra,
    de mas esta decir que les agradezco todo los estudios, que encuentro en sus pajinas en especial el estudio capitulo por capitulo y vers, x vers, del programa atravez de la biblia, del dr jv mcgee, que dirije, el pastor , samuel. y sus demas colaboradores, personas como ustedes es que este mundo caido nesecita,
    pero tengo certeza, que somos muchos los que aprovechamos estas oportunidades en los estudios, que ustedes exponene aqui.
    gracias por sus esfuerzos y valentia,
    ami me gusta mucho el cap. de josue, donde dice esfuerzate y se valiente.
    y yo se q DIOS permanece con ustedes llenaandolos de fuerza, conocimiento. y sabiduria
    reciban todo mi amor en el nombre de nuestro senor jesucristo.

  • jam  On 23 julio 2012 at 15:17

    creo que es una buena forma de leer la biblia ya que muchos la hemos leido sin un orden o método a seguir y no la entendemos bien por esto, pero creo que con este método se puede entender mucho mejor. gracias Dios los bendiga.

  • Jose Martin  On 7 mayo 2012 at 21:42

    Buenas noches, por cambio en mi conducta de vida he estado buscando un metodo para entender la Biblia, dado que la leo a veces y me siento frustrado de no entender su estructura, pero esta orientacion me va a servir mucho. Bendiciones y muchas gracias por su trabajo.

  • Segundo Hernando Fonseca  On 28 febrero 2012 at 13:23

    No habia tenido una explicación tan clara para estudiar las Sagradas Escrituras, estos mismos conceptos igual menor o mayor se pueden aplicar en otra clase de tecnologias, muy bien el contenido de esta explicación, muchas gracias.

    • Pastor Manuel  On 28 febrero 2012 at 13:41

      Estimado Segundo, gracias por tus palabras, y el propósito siempre ha sido el brindar herramientas para el provechoso estudios de las Sagradas Escrituras. ¡Claro! que es un método aplicable a otras tecnologías, dado que el método inductivo es el método científico usado en todas las investigaciones: observación, interpretación, conclusión, tesis.

  • angel rosario  On 7 enero 2012 at 13:00

    Hola,gracias a Los espositores De este articulo me pareses excelente metodo De estudio a seguir; yo en lo personal lo tomare como fundamennto basico para Mis estudios
    Hasta luego’ bendiciones

    • Pastor Manuel  On 28 febrero 2012 at 13:39

      Mi muy estimado Angel Rosario, es un gozo leer que estos consejos puedan ser útiles para tu estudio de la Escritura. ¡Hazlo!, Dios te bendiga.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.791 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: